Despidos: la CGT quiere una ley que fije la triple indemnización

A través del diputado Recalde presentará un proyecto en el Congreso. Establecerá penalidades para las empresas que despidan gente sin causa justificada. Y dará al empleado la posibilidad de decidir si acepta irse o quiere seguir trabajando.Por: Jorge Luis Velázquez
Cuando ya nadie duda de que la crisis financiera mundial se hará sentir en el frente interno con un posible impacto sobre el empleo, la CGT salió a jugar una carta fuerte: a través del diputado Héctor Recalde presentará un proyecto de ley que prevé el pago de una indemnización doble o triple para los despidos sin causa justificada. Además, otorga al trabajador la posibilidad de decidir mantenerse en su lugar de trabajo, sin aceptar el despido, aunque la empresa le ofrezca indemnizarlo.

El planteo de Hugo Moyano, jefe de la CGT, había sido anticipado por Clarín en su edición del domingo último. Y ayer el diputado Recalde le confirmó a este diario que ya redactó el proyecto por expreso pedido de Moyano. Hoy mismo -o a más tardar mañana- presentará el texto al secretario general de la CGT para que sea analizado por el Consejo Directivo de la central obrera. En los medios sindicales se especula con que Moyano tomó esa iniciativa después de haber logrado un "guiño" desde la Casa Rosada. Y habría llegado para calmar los ánimos justo después del fallo de la Corte que avaló la elección de delegados en las empresas sin que estén afiliados al sindicato con personería gremial. Una resolución que no cayó bien en la CGT.

Moyano también volvió a la carga con el reclamo de una suma fija extra de $ 500 para todos los trabajadores, en especial en las actividades que acordaron subas salariales a comienzos de año menores a los gremios que negociaron después. Ahora, según Recalde las empresas -en especial en supermercados y comercios- están dejando sin efecto los contratos de los empleados eventuales y de los contratados. Además, aplican "retiros voluntarios" que son considerados despidos encubiertos. Y dijo que hay amenazas de cesantías en varias actividades.Por las leyes laborales, la indemnización normal en caso de despido sin causa justificada equivale a un sueldo por año o fracción mayor a 3 meses. Si la cesantía es justificada por falta de trabajo o razones de fuerza mayor esa indemnización se reduce a la mitad. En la crisis de 2002 se aprobó la Emergencia Económica, que duplicó la indemnización, y con los años se redujo gradualmente.

Recalde adelantó que las indemnizaciones y sanciones que contemplará la ley dependerán de lo que pase en la instancia de conciliación del conflicto laboral, mecanismo llamado "Procedimiento Preventivo de Crisis". Este mecanismo está vigente desde 1991 y obliga a las empresas, antes de suspender o despedir al personal, a solicitar al Ministerio de Trabajo o a las Secretarías de Trabajo provinciales, la apertura de un proceso de transición. Cualquier suspensión o despido que se adopte sin pasar por esa instancia de conciliación -que puede durar un mes- puede ser dejado sin efecto por la cartera laboral.

Según lo que adelantó Recalde, el proyecto establecerá las siguientes indemnizaciones en el caso de despidos sin causa justificada:

Si la empresa cumplió con el Procedimiento de Crisis, tendrá que pagar indemnización doble.

Si la empresa no cumplió con el Procedimiento de Crisis, la indemnización se triplicará. También se abre para el trabajador la opción de rechazar la indemnización y pedir ser reinstalado en su puesto de trabajo, con el pago de los salarios caídos.

La ley será retroactiva al 30 de septiembre de 2008, cuando comenzó a impactar la crisis internacional en el empleo. Con esto se busca evitar que algunas empresas traten de anticipar despidos mientras se debate el proyecto en el Congreso, aclaró Recalde.

Abarca a todos los trabajadores registrados ("en blanco") en las empresas hasta esa fecha y a los nuevos empleos.

Si los despidos son justificados por falta de trabajo o por fuerza mayor, regirá la indemnización normal (medio sueldo por año). No obstante, Recalde aclaró que el Ministerio de Trabajo está dejando sin efecto muchos despidos porque las empresas no pueden demostrar la falta de trabajo. Además, el legislador y jefe de asesores de la central obrera reveló que tiene otro as guardado en la manga: "Tengo presentado otro proyecto con dictamen favorable de la Comisión de Legislación Laboral que otorga al empleo privado las mismas garantías de estabilidad que tiene el empleo público."

Comentá la nota