Despidos

El sindicato de los judiciales, cuya labor en el áspero mundo de los yacimientos era desconocida hasta ahora, denunció que hay ya "ochocientos despidos en las petroleras", un dato que se había mantenido oculto hasta ahora, pero cuya certeza puede reflejar, al menos en parte, el camino que tomará la crisis en ese sector clave de la economía chubutense.
Como casi siempre ocurre en el más de una vez surrealista ejercicio de las actividades públicas, la información surgió de un lugar inesperado: una reunión del SiTraJuCh con los diputados por el PJ, dedicada a tratar de resolver las cíclicas demandas salariales de los empleados de los Tribunales, un problema que -por supuesto-, no tuvo solución allí, al menos por el momento.

"No podemos, en este momento, donde se prevé una recesión internacional y en el país, y que inclusive se está padeciendo en Comodoro Rivadavia donde hay ochocientos despidos en las petroleras, pretender que la plata que hay vaya un aumento mayoritario a los que más ganan, y minoritario a los que menos ganan", dijo según una gacetilla oficial del Poder Legislativo, Raúl Belcastro, uno de los combativos dirigentes del gremio.

Los judiciales dialogaron largamente con sus aliados del bloque de diputados del PJ, la columna que mantiene férreamente la decisión de no aumentarle el sueldo a los jueces, una decisión que podría estar vinculada con una decisión política del oficialismo, tendiente a producir un éxodo de los magistrados, que abra la puerta a una "renovación" judicial más afín al peronismo.

Es que, de los funcionarios estatales de primer nivel, los únicos que han visto cómo sus sueldos se mantenían clavados, son los jueces. Por ejemplo, los diputados aumentaron sus dietas, al igual que los funcionarios políticos del Ejecutivo, desde el Gobernador hasta la categoría de Director General, una decisión que no tocó al Poder Judicial, extrañamente.

"Básicamente, hemos puesto en conocimiento a los legisladores el proyecto que nos ha entregado la semana pasada el Superior Tribunal de Justicia, que es violatorio de la Ley Nro. 5.444, y estamos diciendo que realmente no hubo una mesa de diálogo. Es un aumento que mayoritariamente va para ministros, camaristas y jueces", precisó Belcastro en ese encuentro.

Comentá la nota