Con 50 despidos, cerró la histórica planta aceitera de Bajada Grande

Se especula con una transición empresarial de un mes o más. Se producía aceite de soja, lino y girasol.

La histórica fábrica de Bajada Grande, una de las últimas de ese sector que aún mantenía su actividad, cerró sus puertas el 15.

Más de 50 trabajadores fueron despedidos, aunque cinco o seis de ellos continuarán en el establecimiento por espacio de un mes para finalizar aspectos vinculados al cese. La actual firma propietaria de la industria de calle Larramendi –cuyo origen data de la década del 50– denominada Mariano Moreno Oleaginosas, informó a la Dirección Provincial del Trabajo que la decisión se debe a su venta.

Así las cosas, la promesa que aún mantiene en vilo a los ex trabajadores es que la firma compradora retome la actividad fabril.

Los trascendidos dan cuenta de que el paso de manos de la propiedad será de Bahía Blanca –sus actuales dueños– a una firma bonaerense denominada Vitae. Y se especula que en caso de concretarse la reactivación se tomará “un número importante de trabajadores”, aunque se descarta la captación del total del personal actual.

La semana pasada se rubricó el acuerdo de indemnización por los despidos en la Dirección Provincial del Trabajo.

Sin entrada

Uno de los delegados gremiales, al ser consultado por UNO, confirmó la situación al aseverar que “el 15 no nos dejaron entrar a la fábrica”.

Si bien la novedad fue algo imprevista, el ex empleado reconoció que la falta de inversión en infraestructura y equipamiento “nos alertaba de que algo podía suceder”.

La firma, ubicada en calle Larramendi, ya había cambiado de manos hace poco menos de tres años. Granier SA cedió el dominio a la bahiense Mariano Moreno Oleaginosas.

En la actualidad, producía entre 500 y 600 toneladas de aceite de soja, y entre 150 y 200 toneladas de lino y de girasol.

“Hasta el día de hoy no aparecieron los nuevos dueños”, contó el ex trabajador.

Pero además, pese al acuerdo firmado en Trabajo, no cobraron aún la indemnización.

Ayer, el titular de la cartera laboral provincial, Oscar Balla, confirmó a UNO que el miércoles homologó el convenio, por lo que Mariano Moreno Oleaginosas tiene un plazo de 72 días para cancelar las obligaciones salariales.

Explicación

“La empresa de Bahía Blanca manifestó que los despidos eran por la venta, ya que tenían una firma interesada. A ellos no les convenía tener algo tan alejado de sus otras propiedades, en esa localidad austral”, citó el director de Trabajo.

En ese sentido, relató que los responsables indicaron que los compradores “la querían sin personal, porque si bien probablemente iban a tomar una cantidad importante, los quieren sin antigüedad”.

Y en el ámbito de la cartera laboral se iban a constituir los nuevos dueños una vez concretada la venta.

“Tenían un mes para arreglar todo y entregar la fábrica”, añadió.

Por último, el funcionario provincial indicó que el miércoles fue homologado por la cartera el acuerdo para el pago del 100% de las indemnizaciones. La actual propietaria debía cumplir con el pago en 72 horas.

Datos

• La histórica firma, en su origen a mediados de siglo pasado, se denominó Aceitera y Oleaginosas de Galizzi.

• Es una de las pocas industrias que aún queda en pie en la populosa zona de Bajada Grande.

• Mucho tiempo atrás desapareció la fábrica de alpargatas y hace poco más de un año, la de portland

Comentá la nota