Despidieron al hombre pero quedó la enseñanza

El paso del hombre por el mundo de la política queda marcado por el respeto que tiene hacia su prójimo y sobre todo lo que sus pares opinan de él.
En el caso de Luis Eduardo Leonardelli, dejó una huella muy marcada en su entorno y hasta en los que lo conocieron poco como diputado en la Legislatura provincial. En la despedida al hombre, los comentarios abundaron sobre su rectitud, lealtad y compromiso por la sociedad. Pero también un tema recurrente fue lo destacado de su permanente enseñanza a todo el mundo, amigos, compañeros de bancada, de partido y opositores.

Algunos lo tildaron como el hombre que le daba autoridad a las palabras, otros remarcaron que se trataba de una persona que siempre estaba dispuesta a enseñar desde el diálogo como también desde la confrontación.

Lo cierto es que de una u otra forma, la enseñanza que dejó en sus compañeros de partido político, sus colegas legisladores, sus alumnos en la universidad y fundamentalmente entre sus familiares y a amigos, pinta de cuerpo entero el paso del tiempo con valores y convicciones marcadas a fuego en un sanjuanino que supo pasar por el mundo de la política como los grandes, con respeto.

La despedida

Como manda el protocolo el diputado Eduardo Luis Leonardelli, fue velado en la Sala de Vicegobernadores de la Cámara de Diputados de la provincia de San Juan, con todos los honores de la investidura.

A media mañana de ayer, el vicegobernador y presidente de la Cámara, Rubén Uñac, llegó acompañado por el gobernador de la provincia, José Luis Gioja. Los funcionarios fueron los primeros en llegar para acompañar a la familia en el doloroso trance.

Posteriormente la llegada de funcionarios del gabinete provincial fue una constante en la calurosa mañana de ayer. También despidieron al diputado, funcionarios judiciales y legisladores provinciales y nacionales que llegaron sobre el mediodía.

Durante toda la jornada hubo una gran convocatoria de gente que llegaban a despedirse, algunos del compañero, otros del catedrático o del legislador pero muchos despidieron a un amigo. VM.MP.

Comentá la nota