"Despejada la urgencia electoral, es el turno de los gobernadores"

"Despejada la urgencia electoral, es el turno de los gobernadores y es cuando Capitanich, como representante de la principal provincia productora algodonera, debe tomar la iniciativa de integrar un bloque con Formosa, Santiago del Estero y Corrientes para ver cómo se financia el tema algodonero, pero ubicándose en un rol mucho más estratégico que la cosa de ir a Buenos Aires y volver y prestarle consenso a un tipo que está desquiciado", afirmó el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, en su visita a NORTE.
Debe haber, insistió, un rol de los mandatarios de provincias porque no se avizora que el gobierno nacional vaya a abrir la puerta al diálogo y debemos admitir que la liquidez de los años buenos se gastó, ya no está. "Qué importante sería --dijo-- que Capitanich convoque en el Chaco a los gobernadores del NEA, incluyendo Misiones, y que formule un planteo; ese solo gesto de autonomía de la región lo posicionaría frente a Buenos Aires de una manera importante, porque después del 28 de junio comienza otro problema y es qué actitud asumirá el Partido Justicialista. No pasa la cuestión solamente por cómo vamos a representar a los campesinos y la plata sino qué hace el propio partido gobernante, entonces sería importante un hecho que una a la región con el motivo cierto de la cadena algodonera por ejemplo, o de los problemas de agua, la sequía y la asistencia a la región o cualquier otro tema de la economía específica. Sería fundamental como parte del posicionamiento que viene después del 28 de junio en el país".

El futuro del NEA, reiteró, depende en gran medida del gobierno del Chaco. Hay más bienes patrimoniales, pero no hay recursos y ante eso, la gente no quiere volver atrás y ahí van a tener que jugar un rol fundamental los gobernadores en el corto plazo.

"El gobierno nacional --afirmó-- no sólo tiene malas decisiones sino que tiene mala gestión", y puso como ejemplo la Oncca, que manejó las cosas con enormes dificultades.

"La participación en la política de los dirigentes del campo --dijo Buzzi-- es una nueva forma de representación. No se trata de meterse en una tribuna o en otra. Lo que se da en el Chaco, Formosa, en algunos candidatos de Córdoba, Buenos Aires, es que hay una representación de lo que en otro momento se pudo expresar en las rutas, o sea la reivindicación más la representación; antes nosotros cortábamos la ruta y a los candidatos los ponían los partidos políticos. Ahora tenemos la posibilidad de haber sido la resistencia y además asumir la representación y eso debemos reconocérselo a los partidos. En el Chaco se nos presenta la posibilidad de ver cómo ponemos eso en la opción de la sociedad con posibilidad de optar".

Adelantó que en la primera reunión de la Mesa de Enlace agropecuaria después de las elecciones, el martes 30 de junio, es enviar una carta a la presidenta de la Nación ,cualquiera sea el resultado, proponiendo temas que hay que resolver, cómo se pone en marcha la producción, de qué manera se resuelve la crisis, qué se hace con el desempleo, con la recesión reconociendo que todo esto está pasando y hay que resolverlo.

"Aun así, para después de las elecciones no vemos que pueda producirse una reacción generosa sin resentimientos hacia el campo después de tantos desencuentros durante este tiempo; es difícil volver de ahí, de manifestaciones como que nos bajamos de los tanques y nos subimos a los tractores, que nada más y nada menos nos calificaron de golpistas. No parece posible que dentro de un mes estemos discutiendo lo que no se pudo resolver hasta ahora, más aún cuando el problema principal es de recursos económicos porque hay que poner dos mil millones de pesos o más, ya sea como un subsidio de tasas, asistencia no retornable a un segmento de productores porque hay zonas muy complicadas. Ese dinero no está, primero por razones políticas, de resentimiento, y segundo porque no sabemos si forma parte de las prioridades del gobierno nacional".

Comentá la nota