El 'despegue' que sueña Bruera para mostrarse junto a Massa

La virtual campaña –fórmula incluida- que lanzó el platense Pablo Bruera a lo largo de toda la Costa Atlántica en la temporada que empieza a apagarse, se trasladó, en el comienzo mismo de la agonía estival, al corredor de la Ruta 9 y tiene proyecciones de regarse más allá de la segunda sección electoral, acorde a un estratégico plan de instalación de figura que irá soltándose y que podría tener un disparador formal: un acto posiblemente el 26 de febrero próximo, en la Federación Argentina de Box

Ese día, el platense espera ver agigantada en una pantalla del Estadio ubicado en Castro Barros 75 de la Capital, la inscripción que floreó a lo largo de toda la Costa y que ahora muestra en esa estratégica vía entre San Nicolás y Campana, "Bruera-Massa".

Aún en ciernes, los organizadores del acto con el que la dupla piensa lanzar una línea interna, sueña –y la da crédito- a la posibilidad de que sea el platense el orador que abra el acto, que sería coronado con la palabra del ex Jefe de Gabinete, Sergio Massa. Desde Tigre nadie confirma su presencia, pero en calle 12 lo dan por enterado y juran que aceptó el convite.

Algo más osados, en el entorno del mandatario platense hay quienes abonan la posibilidad de mudar el evento de la Federación de Box a un escenario más amplio, que podría ser al aire libre, convencidos de que la demostración de fuerza sería de más alto impacto. Pero realistas al fin, empiezan a dejar de lado esa posibilidad, ante la amenaza –cierta- de que la razón misma del evento, mostrarse fuertes en el despegue, termine licuándose frente a la imposibilidad de llenarlo.

"La Federación de Box es más chica, con gradas y grandes carteles, la llenamos fletando 100 colectivos", desinfla, con los pies en la tierra, un bruerista que busca achicar margen al fracaso, enterrando la posibilidad de trasladar de marco el lanzamiento.

Metafóricos con el escenario, se ilusionan con que el acto se transforme sino en un cross que desequilibre mucho al kirchnerismo, al menos en una guapeada que lo sacuda un poco. Mostrándolos en carne y hueso juntos, a Pablo Bruera y Sergio Massa, más allá de la frialdad de la inscripcion plasmada en un pasacalle, o pintada en la pared.

Comentá la nota