Despedidos se encadenan en Rosario de Lerma

Del total de los 8 trabajadores a los que no les renovaron los contratos en el Municipio de Rosario de Lerma, ayer a las 6.30, dos comenzaron con una protesta encadenados al edificio y en huelga de hambre.
Mario Agustín Pajé y Ramón Caliva fueron despedidos el pasado primero de diciembre, luego de haberse desempeñado en la Municipalidad 10 y 6 años respectivamente, pero con contratos a renovar todos los años. En las notificaciones por las cuales se suspende la renovación de los contratos de ambos, se alude a reiteradas llegadas tardes, además de faltas injustificadas.

Ambos trabajadores aludieron a la falta de un seguimiento administrativo antes de tomar la determinación de este despido (encubierto), dado que nunca recibieron llamados de atención, o las sanciones administrativas que anteceden a determinar la salida de un trabajador.

De los 6 trabajadores restantes, que fueron despedidos el primero de octubre pasado, en las negociaciones hubo dos a los que el intendente Sergio Ramos se negó a reincorporar, mientras que se comprometió a renovar los contratos de los cuatro restantes. Según lo indicado por el secretario adjunto de ATE, Juan Arroyo, hasta ayer el funcionario no había cumplido con su palabra.

Comentá la nota