Despedida al segundo contingente

La presidenta Cristina Kirchner les prometió ayer a familiares de ex combatientes caídos en Malvinas que Argentina seguirá exigiendo "sin desmayo" que el Reino Unido acepte sentarse a dialogar de la soberanía de las islas, tal como también lo vienen reclamando las Naciones Unidas.
La Presidenta realizó un acto en el Salón de Mujeres de la Casa Rosada para despedir al segundo contingente de familiares que hoy aterrizará en Malvinas para un acto en el cementerio de Darwin.

"Tengan la certeza de que esta Presidenta va a seguir con todas las acciones y estrategias para reclamar por las Islas Malvinas, que es una cuestión irrenunciable para los argentinos", sostuvo Cristina Kirchner.

En el acto, la hermana de un soldado muerto en 1982, María Fernanda Araujo, dijo que en el Salón de las Mujeres –donde cuelgan los retratos de argentinas destacadas en la historia– faltaban "las madres de la Patria, las que entregaron a sus hijos por la Patria". La Presidenta le respondió luego prometiendo colocar una foto que simbolice a las madres, esposas, hermanas e hijas de los combatientes caídos en las islas.

Cristina Kirchner aseguró ser "profundamente malvinera". "El Reino Unido tiene que sentarse a discutir con nosotros, los argentinos, esta cuestión. Y esto es por lo que vamos, para que cumplan con las normas internacionales y lo vamos a seguir haciendo sin desmayo", afirmó, con su habitual condena a "los enclaves coloniales en pleno siglo XXI".

Del acto en la Casa Rosada participaron el canciller Jorge Taiana, el ministro del Interior Florencio Randazzo, el de Educación Alberto Sileoni y el titular de Cascos Blancos, Gabriel Fuks.

"Van en nombre y representación de los 40 millones de argentinos", subrayó Cristina Kirchner, quien cerró: "Honor y gloria a los caídos en Malvinas".

La Presidenta ya había despedido también al primer contingente que viajó a las islas, el sábado pasado, en Río Gallegos. En este segundo vuelo viajarán unos 200 familiares: anoche llegaron a la capital de Santa Cruz y hoy a las 8.30 tomarán el avión de línea de la empresa LAN que los dejará en Malvinas. Inmediatamente se trasladarán hasta el cementerio de Darwin para visitar el cenotafio inaugurado recientemente y recordar a los 649 soldados muertos en la guerra.

En este segundo periplo, viajará un contingente más numeroso y más bajo en edad, porque estará integrado mayoritariamente por hermanos e hijos de los caídos durante el conflicto bélico de 1982.

Luego del acto en la Casa de Gobierno, los familiares y grupos de ex combatientes se concentraron en la Plaza del Congreso por la tarde y marcharon hasta la Catedral, en donde se ofició una misa. Allí llevaron la imagen de la Virgen de Luján que hoy colocarán en Darwin.

Con estos dos viajes habrán ido a las islas alrededor de 400 familiares. Restará saber si habrá más personas que quieran ir hasta las Malvinas y si en las islas, luego de las próximas elecciones de legisladores, se mantiene la idea de permitir un tercer vuelo.

Comentá la nota