Despedida de Negri con críticas a Schiaretti

En la asunción del presidente de la UCR villamariense, el presidente del Comité Provincia dijo que el gobernador hace un "mamarracho" en su relación con Cristina de Kirchner.
"Vamos a terminar con la comedia de enredos y el mamarracho de un gobernador que se sube y se baja del helicóptero de Cristina", pronosticó Mario Negri en Villa María, adonde asistió al acto de asunción del nuevo presidente de la UCR local, Felipe Botta. La reunión, al mismo tiempo, significó la función de despedida de su elástica gestión al frente del Comité Provincia, que fue prolongada por diversas causas (y excusas) durante un año y medio, ya que el viernes entregará la Casa Radical al nicolasista Anselmo Bruno.

Negri concluye su mandato con críticas al gobernador Juan Schiaretti y a la presidenta Cristina de Kirchner, dos blancos fijos en su discurso.

Demostró, en rigor de verdad como todos los demás oradores en el acto de anteanoche en Villa María, según relata El Diario de esa ciudad en su edición de ayer, un gran optimismo por la suerte del radicalismo para 2011. Oscar Aguad aparece como el candidato natural a la gobernación, después de su victoria del 28 de junio pasado en la elección de diputados nacionales, pero los negristas advierten que la de su jefe no es una batalla perdida de antemano, e imaginan que podrá discutir por la misma candidatura que tuvo en 2007.

Negri llevó a Botta los saludos de Anselmo Bruno, su sucesor en la presidencia del Comité Provincia. Bruno había sido invitado a participar del acto, e incluso anunciaron su presencia, pero el dirigente de Berrotarán se excusó enfatizando que todavía no es el titular de la UCR, por lo que consideraba desprolijo intervenir como tal.

Viento de proa

"Hoy vamos a poner la proa rumbo a 2011", afirmó Botta en el mismo tono entusiasta, que escuchaban Carlos Becerra, Eduardo Angeloz, Negri, y los locales Luis Caronni, el neorradical ex juecista José "Bachicha" Sánchez, Daniel Baysre, Miguel Olaviaga y Carlos Gagliano, entre otros. Las principales figuras del radicalismo provincial, Oscar Aguad y Ramón Mestre, mandaron saludos.

Botta, en el espinoso asunto de las alianzas electorales, dijo que "siempre que la UCR sea el eje, estaremos dispuestos a dialogar sobre posibles alianzas, que se sumen a nuestro partido y nosotros no podemos sumarnos a alguien que piensa distinto, porque hay sobrados ejemplos de que eso no sirve a la hora de gobernar".

Voces experimentadas

Becerra confió que la UCR, en las últimas elecciones, comenzó una "larga marcha para encarar una etapa de transformación de la Nación".

Angeloz, en tanto, se mostró más nostálgico, al preguntar, algo tanguero: "¿te acordás hermano, cuando el radicalismo ganaba todas las elecciones?". Es natural, al ex gobernador le gusta recordarle a sus correligionarios que los tiempos de gloria del radicalismo coincidieron con su estancia en la Casa de las Tejas. Para Angeloz, la UCR ya pagó "todos los costos políticos" y está en condiciones de volver al poder.

Comentá la nota