Despachos favorables a Proyectos de Martiarena

Proyectos presentados por el legislador jujeño Mario Martiarena (Frente Primero Jujuy) obtuvieron despacho favorable en la última reunión de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación.
Se trata de un pedido para que se designen médicos sanitarios en el control fronterizo de La Quiaca y en el Paso de Jama y, por otro lado, de una iniciativa referida a la cadena de frío de los medicamentos.

"La designación del funcionario que este proyecto solicita debe practicarse más allá de la actual coyuntura, caracterizada por la intensificación de diversas medidas sanitarias como consecuencia del dengue y la más reciente pandemia de influenza. Sin embargo, no puede omitirse que se trata de un marco que califica la urgencia, de allí la especial repercusión que sobre esta cuestión ha tenido lugar en la Legislatura jujeña", expresó el autor del proyecto sobre los médicos de frontera para Jujuy.

Advirtió que esta medida "con seguridad perfeccionará la aplicación del actual Plan Nacional de Contingencia, decidido por el Ministerio de Salud de la Nación, en lo que hace a su componente

Sanidad de Fronteras".

"En el paso de Jama -subrayó- tampoco se cuenta con médico en la unidad de Gendarmería destacada en el lugar. Es de considerar, además, que hasta el momento sólo han sido provistos de barbijos y alcohol en gel (por la Fuerza de Seguridad de Gendarmería Nacional), careciendo de todo otro recurso material sanitario. "En caso de que alguna persona presente signos de influenza y deba la misma ser puesta en cuarentena no hay elementos materiales, o conocimientos profesionales para el caso, que permitan ejecutar tal medida".

Respecto de la regulación de la cadena de frío de medicamentos, Martiarena plantea un régimen de conductas punibles con sus respectivas sanciones que alcanzan a laboratorios titulares de la comercialización, además de las fábricas de medicamentos que ya estaban incluidas en la normativa en vigencia.

El proyecto incorpora como sujetos obligados a todos los integrantes de la cadena de comercialización, esto es, droguerías y farmacias. De tal forma, estarán penados también los sujetos que comercialicen

medicamentos que no cumplan con la normativa, aunque lo hagan "a título gratuito".

"Las multas aplicadas por las autoridades locales se destinan al tesoro local, no nacional. De esta manera estimulamos a las jurisdicciones a un control estricto, al redundar en beneficio de su tesoro, a la vez que federalizamos la aplicación de la ley, ya que si controlan los agentes locales, entendemos, lo recaudado debe ir a la jurisdicción que financie ee control", explicó.

Los lineamientos de esta iniciativa coinciden con otra del diputado,

referida a trazabilidad de medicamentos, sobre el cual también se habló en la reunión de Salud, comprometiéndose el presidente de la comisión, Sylvestre Begnis, a un tratamiento prioritario. El dictamen aprobado pasó a la Comisión de Industria.

Profundo impacto del deterioro educativo en el campo del trabajo

El cambio de ministro de Educación se produce en el marco de indicadores educativos inéditamente deteriorados. Instituciones internacionales señalan que el 18% de los adolescentes entre 15 y 19 años abandonaron sus estudios y, entre los que no lo hicieron, más de la mitad muestran una acumulación de conocimientos y destrezas que no superan los niveles mínimos requeridos para desempeñarse en el mercado de trabajo.

Así lo revela un estudio a cargo del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), que además advierte que más que el fracaso del ministro que se va y de sus antecesores, estos índices ponen en evidencia el fracaso de las políticas educativas.

Una de las principales preocupaciones del mundo desarrollado es el desempeño de sus sistemas educativos. El objetivo principal es procurar que la formación de los jóvenes se ajuste a las demandas del mundo del trabajo. En este marco, entre otras acciones se instrumentan evaluaciones con la finalidad de medir competencias y habilidades de lectura, matemáticas y ciencias. La evaluación más importante se denomina Pisa que se realiza cada 3 años, en todos los países, entre los adolescente de 15 años.

Pisa, entre otras ventajas, mide resultados educativos en términos de capacidades laborales y permite comparaciones entre países. Argentina participó en los años 2000 y 2006. Tomando la evaluación de competencias de lectura, los países de la Oecd alcanzaron un promedio de aproximadamente 500 puntos, mientras que los resultados para Argentina y Chile fueron:

En el año 2000 Argentina obtuvo 418 puntos y en el 2006 cayó a 374 puntos Chile por el contrario aumento de 410 en el 2000 y a 442 en el 2006.

Entre el 10% de la población estudiantil con peor rendimiento, en la Argentina el puntaje promedio cayó -23% mientras que en Chile aumentó el 6%.

Entre el 10% de la población estudiantil con mejor rendimiento, en la Argentina el puntaje promedio cayó -5% mientras que en Chile aumentó el 10%.

Los datos muestran hasta qué punto el sistema educativo argentino está sumergido en el deterioro y la mediocridad. No sólo es muy significativo que el puntaje promedio cayó un 11% (desde 410 a 374), sino que la caída es generalizada.

El proceso impacta con particular intensidad entre quienes mostraban el peor desempeño, pero también se extiende a los alumnos de mejor calificación.

Esto contradice el argumento de que el deterioro educativo tiene origen en factores externos, fundamentalmente el contexto familiar que influye negativamente en el desempeño de los alumnos que viven en hogares pobres. Los datos muestran que el deficiente desempeño educativo es muy intenso entre los pobres (seguramente donde las deficiencias de las escuelas se potencian con problemas de marginalidad), pero también entre alumnos que tienen entornos familiares más favorables. Otra evidencia de que muchos de los problemas son del sistema educativo es que Chile, con indicadores de desigualdad más intensos que Argentina, ha logrado en 6 años mejorar el puntaje promedio de la mayoría de sus alumnos, tanto quienes tienen mejor desempeño y que seguramente provienen de las familias más acomodadas como de quienes registran los peores puntajes y probablemente sean en su mayoría integrantes de hogares pobres.

Son múltiples y complejos los factores que explican el fracaso educativo. Uno de fundamental importancia son las prioridades que se vienen aplicando en materia de gasto público. Durante la presente década, el fuerte crecimiento del gasto público sostenido por una inéditamente alta presión tributaria fue absorbido por el gobierno nacional y destinando mayoritariamente a subsidiar empresas públicas y privadas. La educación básica, al ser responsabilidad de las provincias, prácticamente no se ha beneficiado con el crecimiento del gasto público. El resultado previsible es un aumento en los indicadores de corrupción y una caída en los educativos.

Según la Cepal, en Argentina el 18% de los jóvenes de entre 15 y 19 desertó de la educación (y otro 15% está muy retrasado). Por otro lado, según la evaluación Pisa el 58% de los alumnos de 15 años no tienen capacidades mínimas de lectura, un requisito básico para desempeñarse con relativo éxito en el mercado de trabajo. Esto quiere que decir que aproximadamente 2 de cada 3 jóvenes no llega a terminar la secundaria o no tiene capacidades mínimas de lectura para incorporarse productivamente en el mercado laboral.

Este proceso condena a un futuro con más decadencia y fragmentación social. Para revertirlo no alcanza con cambiar un ministro. Es fundamental comenzar a aplicar la Constitución en materia de distribución de recursos fiscales y producir una profunda transformación en los estilos de gestión que prevalecen en el sistema educativo.

Ratifican rumbo político

e institucional en el norte

El comisionado municipal de Santa Catalina, Joaquín Solís, reelecto por un período en las elecciones legislativas del mes pasado, sostuvo que la comunidad con su voto "reafirmó que quiere continuar por el camino iniciado en diciembre de 2007".

"Los vecinios valoraron nuestro proyecto en beneficio de la comunidad y el progreso del pueblo que estuvo postergado por varios años", opinó.

Para el joven jefe comunal, las elecciones de fines de junio "fueron importantes, porque plebiscitamos la labor cumplida hasta el momento y el rumbo en el cual alineamos al pueblo desde mi gestión en la presidencia de la comisión municipal".

"La comunidad y la opinión pública -prosiguió- deben pronunciarse en las urnas, la única forma transparente para la elección de autoridades, en consecuencia algunos sectores tendrán que dejar de lado ideas rebuscadas para gobernar contra la voluntad popular".

Solís se refirió así al conflicto institucional surgido a fines del año pasado cuando los vocales se reunieron en un domicilio particular donde procedieron a elegir las autoridades para el presente año, lo cual desató una interna y una puja por la presidencia que concluyó en presentaciones judiciales. A partir de entonces hubieron denuncias de agresiones,amenazas, peleas, especulaciones y demás actos repudiados por la comunidad al resultar seriamente afectada la institucionalidad.

Después de lo acontecido, sobre lo cual la Justicia dispuso que Solís debía mantenerse en el cargo hasta que resolviera la cuestión de fondo apesar de la oposición de los vocales, "se redobló la apuesta y se siguió trabajando, tal como se hizo desde un principio", acotó.

"Por ello -sostuvo- la dirigencia del Partido Justicialista en Santa Catalina me asignó nuevamente la cabeza de la lista de candidatos del Frente para la Victoria a la que la comunidad apoyó plenamente".

Enfatizó que "la nueva etapa a iniciar significa un mayor compromiso con lacomunidad, la cual asumiré con responsabilidad y seriedad".

Comentá la nota