Desorden en la capital de Jujuy por la protesta de los gremios estatales

Se cortaron puentes, lo cual provocó grandes embotellamientos en el centro durante las tres horas que duró la protesta. Fuentes sindicales evaluaron que la medida fue multitudinaria.
Los gremios estatales cumplieron ayer la promesa de sumir en el caos a San Salvador de Jujuy como forma de protestar por la negativa del Gobierno provincial a recomponer los salarios de los empleados públicos.

El corte de varios puentes causó innumerables inconvenientes en el tránsito y se pudo observar a los conductores –atrapados en interminables filas- al borde del ataque de nervios.

En el Puente Tucumán confluyeron las columnas de manifestantes con sus dirigentes a la cabeza. Ahí se dijo que el acatamiento al paro fue "masivo" y que hoy se evaluará la continuidad de la protesta en un encuentro a realizarse en la sede de ADEP. También se anticipó que las organizaciones sociales se sumarán a la lucha y se reclamó dureza al gobernador en su postura frente al Estado nacional a la hora de reclamar mayor coparticipación.

El secretario general de ADEP, Mario Farfán, dijo a El Libertario que la movilización fue un éxito y responsabilizó al gobierno por el daño que este nuevo paro está causando a los niños de las escuelas públicas. En las escalinatas de la Casa de Gobierno, los maestros colgaron letreros con sus consignas y dejaron una inscripción en la fachada con un aerosol negro.

La huelga de los gremios continuará hoy y según fuentes sindicales, se profundizaría la semana que viene.

Mientras tanto, la ministra de Educación –María Eugenia Bernal- salió por los medios a anunciar que a los docentes se les descontarán todos los días de huelga.

Comentá la nota