Desocupados de UOCRA volvieron a cortar la ruta de ingreso a Caleta

Desocupados de UOCRA volvieron a cortar la ruta de ingreso a Caleta
El conjunto de desocupados de la UOCRA que había cortado la ruta Nacional 3 a mediados de octubre volvieron a usar el mismo método ayer, cerca de las 14, reclamando "el pago de subsidios" quincenales hasta que puedan entrar a trabajar en obras públicas.

Caleta Olivia (agencia)

Esta vez la medida fue más extrema porque cortaron por tiempo indeterminado -en el ingreso norte a esta ciudad- y la situación se mantenía así, con largas filas de automóviles varados, hasta el cierre de esta edición.

La jornada para ellos comenzó a las 6 de la mañana cuando hicieron un piquete en el ingreso al edificio del Ejecutivo municipal. Se apostaron en el lugar, impidiendo el ingreso del público que tenía que pagar sus tasas municipales en el área Rentas.

Los empleados municipales, por su parte, pudieron entrar por puertas laterales y traseras del edificio, por lo que la actividad administrativa no se resintió mayormente.

Al principio eran 80 los que estaban en el listado, a los que el gobierno provincial les había remitido los cheques en dos oportunidades para que cobraran, pero ahora alegan que les adeudan una quincena y que no están seguros si el dinero vendrá.

De todas formas, esta vez ya son casi 180 personas (hombres y mujeres) que conforman este grupo de protesta porque se fueron sumando 45 ex trabajadores que habían estado en las construcciones públicas (viviendas en el Rotary 23) para la contratista Gancedo, más otros de una firma de remediación ambiental de Cañadón Seco y de otras empresas que terminaron sus labores o las paralizaron.

"NO HAY DINERO"

El secretario privado de la Intendencia, Juan Carlos Gómez, explicó que los desocupados piden una especie de subsidio de 1.500 pesos por quincena, a cambio de algún trabajo comunitario municipal, a los que "les respondimos que no; ese monto no tenemos".

Es que la Provincia había determinado un monto global para que fuera distribuido en el grupo inicial, pero al haber más personas el dinero para cada una de ellas disminuirá.

"No hay dinero para subsidios, y esa no es nuestra política de ahora en más", había aclarado también el intendente Fernando Cotillo. "La solución es que esperen el inicio de algunas obras planificadas; ya cobraron subsidios la semana pasada y de a poco se les dará la solución con los programas a punto de iniciarse", agregó el mandatario comunal.

No obstante, comentó que desde el Ejecutivo se está dialogando con algunas empresas que comenzarán obras públicas en las próximas semanas, como las del PROMEBA o los pluviales, para incluir a una parte de este grupo, cerca de 60 en total.

Comentá la nota