Desocupados trabajan en cooperativas para el Estado

Los integrantes de las cooperativas aprenden oficios en Balcarce, cuentan con la posibilidad de mejorar su educación y a algunos se los atiende por adicciones.

BALCARCE.- Hombres y mujeres que se encontraban desocupados y en un severo riesgo social hoy tienen una posibilidad de reinsertarse a la comunidad. En este marco, tienen un trabajo, aprenden un oficio, podrán terminar sus estudios primarios o secundarios y hasta salir de algunas adicciones que habían adquirido por la falta de esperanza y la necesidad de escapar de la realidad en la que vivían.

Todo esto se logró a través de un convenio que firmó el municipio con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para la creación de tres cooperativas de trabajo de 16 personas cada una. Las mismas habían construido entre el 2005 y el 2007 el edificio del Centro Integrador Comunitario (CIC) en una zona periférica. El CIC se constituyó en un modelo de gestión pública que implica la integración y coordinación de políticas de atención primaria de salud y desarrollo social en un ámbito físico común de escala municipal.

En la actualidad, las cooperativas se reciclaron porque algunos de sus integrantes consiguieron trabajo y se potenciaron con el esfuerzo de sus organizadores que brindan una contención que va más allá de lo laboral.

En la parte trasera del edificio del CIC se está construyendo un playón deportivo a través de desocupados que ahora concurren al Centro de Formación Profesional 401 para aprender los oficios de albañil y techista.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación envió 214.000 pesos para que se pudiera concretar el proyecto y otros 28.000 para el equipamiento que necesitará una vez concluido.

Actividad integradora

La actividad está organizada por el titular del CIC, Roberto Alvarez y el coordinador de las cooperativas, Hugo Wagner.

Alvarez recordó que "en julio de 2005 se iniciaron las tres cooperativas para insertar a gente desocupada y beneficiarios de planes sociales. En total son 48 personas (hombres y mujeres) que no tenían ningún tipo de experiencia laboral en esto. Ellos hicieron desde los cimientos hasta terminar el CIC guiados por un arquitecto de la municipalidad. Se inauguró en marzo de 2007".

Wagner indicó que el objetivo primordial es "crear fuentes de trabajo y desarrollar la capacidad que puede tener cada individuo agrupándose para una tarea específica. El intendente gestionó los subsidios correspondientes, entonces se pudieron reactivar las cooperativas".

El playón tendrá funciones sociales y deportivas que se va a ensamblar con la propuesta de la mesa de gestión del CIC. "Se constituirá una especie de enlace para atraer a las familias de los barrios cercanos. A los más chicos para que practiquen deportes y abandonen un poco el ocio y la calle y un seguimiento a las familias a través de los consultorios médicos que tenemos", comentó Wagner.

El titular del CIC agregó que "estamos diseñando todo esto con la gente del área de Deporte porque evidentemente tendrá que existir un profesor de educación física porque nosotros no queremos dejar solos a los concurrentes sino que se organicen actividades con control y enseñanza".

Se va a instrumentar handball, fútbol, voley, básquet, gimnasia rítmica, tenis de mesa, ajedrez, bochas y tejo y otras actividades con colchonetas, sogas y cintas.

Un año de trabajo

Las cooperativas van a estar abocadas, una vez que terminen el playón, a la remodelación de plazas y paseos públicos para por lo menos garantizarles un año de trabajo.

"En el momento que estamos viviendo a nivel mundial con la desocupación y ellos que se vean empleados y que el gobierno nacional les esté dando un impulso es muy alentador para ellos", estimó Wagner.

En tanto, Alvarez mencionó que "la empresa que ganó la licitación para la remodelación del ex matadero municipal es una cooperativa de trabajo de otra ciudad que debe haber arrancado como estas. Inclusive las cooperativas tienen prioridad ante el municipio para que se los contrate ante licitaciones".

En este acercamiento con los integrantes de las cooperativas se detectaron otros problemas que los afectan. "Hemos detectado que algunos no terminaron sus estudios y realizamos un puente con un centro de adultos y otros con algún tipo de adicción por estupefacientes y alcohol, principalmente. Por eso hemos estado en contacto con el Centro Provincial de Atención a las Adicciones (CPA) local.

Por último, reconocieron que es un progreso para el CIC y el barrio pero sobre todo para los integrantes de las cooperativas que hallaron una forma de sentirse útiles y de tratar de mejorar sus condiciones personales para volver a integrarse al sistema.

Comentá la nota