Más de 200 desocupados tomaron las oficinas de YPF en Las Heras

Un grupo de desocupados permanecía ayer ocupando las oficinas centrales de YPF en Las Heras, más precisamente en el recinto de mesa de entradas, y sin ánimo de salir de allí "hasta que haya alguien que dé una respuesta ante la falta de trabajo".
En este grupo están los mismos autoconvocados que habían tomado el edificio del Concejo Deliberante de esta localidad hace dos semanas con similares reclamos.

En realidad, ahora ajustaron sus pedidos luego de marchas y contramarchas con el gobierno municipal y hasta con el provincial porque sus delegados viajaron a Río Gallegos donde lograron entrevistarse con el ministro de Gobierno, Carlos Barreto, hace unos días. Dicen que son 226 los que están en el listado, y que día a día se suma más gente sin trabajo.

Según lo que ellos mismos expusieron a este diario, en el grupo hay jóvenes de 18 años, madres solteras que no superan los 25 años con varios hijos, treintañeros que tuvieron alguna experiencia laboral, y hasta gente mayor de 45 años que quedó desocupada hace poco. La mayoría es gente nacida en esa localidad o residente desde hace décadas, aunque hay algunos que vinieron hace dos o tres años.

Todo este conjunto fue el lunes a las 10:30 a golpear las puertas del municipio lasherense. En principio los atendió el titular de Desarrollo Social, Víctor Hugo Alvarez, quien escuchó los pedidos de subsidios para pagar las deudas de urgencia que tienen estas personas de luz, gas y alquileres.

SUBSIDIOS

Según el vocero de los manifestantes, Héctor Blanco, que fue el que narró todo el episodio, "en Acción Social nos dijeron que podían dar 40 ayudas sociales de 300 a mil pesos, de acuerdo a la situación de cada uno". Por ejemplo, explicó que la gente que debe 1.800 pesos de alquiler, se les dará mil pesos, "pero hay varios que están con deudas impagas desde hace varios meses".

Blanco contó que también se dieron 18 bolsones de comidas, aunque tres beneficiarios no los retiraron "porque lo vieron como una burla". Pero el Ejecutivo municipal aseguró que fueron 29 los bolsones.

Es que ellos tenían otras expectativas porque "cuando estuvimos con Barreto, se nos prometió una tarjeta social, que nos iban a seguir ayudando con impuestos y alquileres", y también que el gobierno se iba a comunicar con las autoridades de Distrigas y Servicios Públicos S.E. "para que nos den una prórroga" para pagar y que "no nos corten los servicios".

El funcionario Alvarez, por su parte, analizó la situación y dijo que "se ha trabajado lo más urgente posible". Y que se gestionará la prometida tarjeta social a los que no la tienen.

MEDIADORES

Después de hablar con Alvarez, los desocupados se dirigieron al Concejo Deliberante, donde los ediles fueron los mediadores para tener un encuentro con el intendente Teodoro Camino.

Allí, los manifestantes le demandaron puestos de trabajo. Camino se comprometió a gestionar con algunas empresas que están realizando obras públicas. Pero esto no conformó a los desocupados porque "la gente no confía en esas empresas que quedan adeudando quincenas a sus trabajadores".

Por eso, prefirieron algún trabajo en los yacimientos petroleros cercanos, cuyos sueldos oscilan entre los cinco mil y siete mil pesos. Además, dijeron que no obtuvieron una respuesta concreta por parte de Camino.

"Nuestros pedidos se hacen desde hace veinte días, y como el municipio no nos escucha resolvimos en asamblea venir a YPF (desde el lunes por la tarde) y acá nos quedaremos hasta que nos den respuesta", afirmó Blanco.

Así las cosas, los desocupados se turnaron para estar dentro de las oficinas de la compañía petrolera. Como estaba la huelga del Sindicato, el personal de planta no se encontraba ayer, por lo que los desocupados sólo estuvieron acompañados por los serenos y algunos policías que se quedaron para resguardar el lugar. Personal de Gendarmería sólo se acercó para constatar que no hubiera actos violentos.

Fuera de las oficinas de la operadora, varios desocupados prepararon una olla popular. "Que alguien se haga cargo de nuestra situación. Esperemos que YPF haga de intermediaria con las empresas petroleras o con el gobierno provincial para que nos den trabajo. A la intendencia no les creemos más", agregó Blanco.

A todo esto, sólo un gerente de Recursos Humanos y otro encargado de la empresa que está en yacimientos cercanos se acercaron a dialogar con los desocupados.

El intendente busca soluciones

El intendente Teodoro Camino expresó su firme convicción de poder hacer frente a los problemas sociales que están ocurriendo en esa localidad. En respuesta a críticas que se le formularon desde la oposición, dejó en claro que conoce de raíz las difíciles circunstancias y aseguró que tiene la energía suficiente para buscar soluciones.

El jefe comunal dijo que estos problemas, como el caso del paro de los trabajadores petroleros y una reciente toma al Concejo Deliberante, a lo que se sumó ayer la ocupación de oficinas de YPF, "ya se plantearon años atrás y no se resolvieron de la mejor manera".

"Desde que asumimos nuestra gestión, hemos hecho muchísimos avances de tipo económico, organizacional e institucional. Se paga muy bien el título secundario y universitario, las horas extras se aumentaron un 200 por ciento en su valor y estamos hablando de avances importantes que se han hecho en conjunto con los gremios", expresó.

Reconoció no obstante que "es cierto que hay un malestar en la sociedad en general, más que nada por el retraso que han sufrido algunas obras principalmente en cuestiones de pavimentación".

Al mismo tiempo, Camino advirtió que "el vecino debe entender que no solamente nos ha tocado gobernar con un desfasaje económico importante sino que, además, tenemos que afrontar la falta de cumplimiento en el pago de impuestos ya que sólo el 38 por ciento de contribuyentes cumplen con su responsabilidad".

En relación al último viaje realizado a Buenos Aires, la semana pasada, Camino manifestó la importancia de encontrar en Nación las puertas abiertas para gestionar diversos proyectos que beneficien a Las Heras.

"Todos sabemos que la provincia no está pasando por un buen momento en lo económico y por eso tenemos que buscar canales que nos permitan concretar acciones en beneficio de nuestra comunidad. En ese sentido, hoy se nos abren las puertas de Nación a través del Ministerio de Planificación", sostuvo el jefe comunal.

"Esto implica que se viaje asiduamente porque cada gestión se debe hacer de manera personal con firma y sello y en el acto, entendiendo además que todo lleva su tiempo y las soluciones no son inmediatas".

Comentá la nota