Desocupados retuvieron a funcionarios en Zapala

Representantes del Municipio y de la Provincia estuvieron dos horas encerrados.

Se encontraban reunidos con monotributistas y subsidiados. Un grupo de Mariano Moreno y Ramón Castro que quedó fuera de la lista de beneficios tomó la medida.

Zapala > Funcionarios provinciales y municipales fueron retenidos por un grupo de desocupados el martes por la noche, en el edificio de la Casa de la Cultura en Zapala.

Los representantes asistían a una mesa de negociación con monotributistas y subsidiados y permanecieron dos horas sin poder salir de las instalaciones, cercados por subsidiarios de Mariano Moreno y de Ramón Castro, que reclamaban ser inscriptos en los programas de pago.

Los funcionarios retenidos contra su voluntad fueron el subsecretario de Municipalidades de la Provincia, Luis Martínez, el secretario de Relaciones Instituciones de la Municipalidad de Zapala, Juan Grandi y el subsecretario de Desarrollo Social, Santiago Olave, entre otros.

Desocupados

Por su parte, los desocupados se hallaban en el lugar como medida de presión para alcanzar la inscripción en los listados de beneficios provinciales que comenzarían a cobrar a partir del próximo mes.

Se trata de la mitad de un grupo de desocupados que formaban parte de los 120 subsidiados del Municipio de Mariano Moreno y que se vieron sorprendidos en la noche del martes cuando se notificaron de que sus nombres no figuraban en los listados de pago.

En ese momento, el delegado del grupo de Mariano Moreno, apellidado Chandía, que reclamaba una deuda de tres meses de pago, informó a todos los presentes que nadie se iba a retirar del lugar hasta no tener una respuesta del Gobierno y ordenó a sus pares cerrar todas las puertas.

Por esa razón estuvieron dentro del edificio sin poder salir hasta las 23 horas, cuando luego de presentarse el coordinador operativo, comisario Litoux de la Dirección de Seguridad Zapala, el dirigente gremial de CTA Gabriel Borrini aseguró que estaba todo en orden.

Medida de presión

Borrini aseguró ayer que sólo se trató de una medida de presión para alcanzar una respuesta del Gobierno para el grupo de Mariano Moreno.

Asimismo, sostuvo que, salvo por la "maniobra política" iniciada por el intendente Valenzuela que hizo caer a la mitad de los subsidiados, la mesa de negociación fue «positiva» al haber alcanzado una prórroga para los monotributistas y subsidiados de Zapala que se irán incorporando a las escuelas y hospitales en pocas semanas.

Con respecto al aumento que pedían, aseguró que la mesa continúa abierta para negociar un incremento en los próximos meses cuando mejore la situación provincial.

"Se alcanzó una prórroga para todos los monotributistas y subsidiados de Zapala hasta fin de año y para septiembre volveremos a hablar de aumento para estos grupos", aseguró el gremialista de la CTA Gabriel Borrini.

Comentá la nota