Desocupación de casi 10 por ciento arrojó el Censo Provincial

Que la desocupación llega al 9,7 por ciento en toda la Provincia y que se recrudece el despoblamiento de la mayoría de los departamentos, salvo Capital y Chilecito, son los datos que refleja el Censo Provincial 2008. Se censaron 105 mil viviendas distribuidas en 54 localidades durante el año pasado. El censo actualiza la información disponible del censo nacional del 2001.
El Gobierno provincial, a través de la Dirección de Estadística presentó ayer algunos de los datos del Censo Provincial con el que se buscó disponer de una radiografía de la Provincia. El resto de los datos están procesados, por lo tanto queda pendiente de difusión de los correspondiente a la pobreza y la Necesidades Básicas Insatisfechas.

En la Provincia la tasa de desocupación llega al 9,6 por ciento es uno de los datos que surgió del censo que se realizó el año pasado. Ese dato del mercado laboral es uno de los que permanece actualizado porque es medido por la Encuesta Permanente de Hogares pero sólo en los grandes conglomerados. En cifras esa tasa se traduce 11.494 desocupados, es decir personas que buscan trabajo y no lo encuentran.

Del censo se desprende que la PEA (Población Económicamente Activa) son 120 mil, de los cuales los ocupados son más de 108 y los desocupados casi 11.50; mientras que la No PEA (Población no Económicamente Activa) llega casi a las 54 mil personas.

El mayor índice de desocupación se registran en los departamentos Lamadrid y Juan Facundo Quiroga con 20,9 y 19,7 por ciento respectivamente. En tanto, que Vinchina el 66,7 por ciento trabajan en la Administración Pública y en Arauco ese índice baja al 34 por ciento.

Los datos fueron presentados en un acto en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno presidido por el gobernador, Luis Beder Herrera, la vicegobernadora, Teresita Luna, y la directora de Estadística, Mónica Cabezas.

Del censo se dieron a conocer los datos del crecimiento poblacional, la tasa de natalidad, viviendas, educación, trabajo, salud y las demandas de la comunidad.

Para la realización del censo se visitaron 105.201 viviendas distribuidas en 54 localidades cuya conclusión fue que la provincia tiene una población estimada de 302.284 habitantes, la población creció un 2,5 por ciento y la cantidad de viviendas aumentó un 133 por ciento.

Según Cabeza han cubierto todos los indicadores que se dan en un censo nacional y señaló que al utilizar una ficha más amplia que los censos nacionales tienen más indicadores que están en pleno procesamiento.

MIGRACIóN INTERNA

Si bien se estima que la población creció un 2,5 por ciento en toda la Provincia y que la estimada puede llegar al 4,2, el censo no hace más que confirmar una realidad que ya se palpa desde hace años: el despoblamiento de casi todos los departamento.

En 16 departamentos la población disminuyó. De esos, Angel Vicente Peñaloza (en Los Llanos) es el departamento que más población expulsó, se infiere que debe a la falta de trabajo y condiciones de progreso. De 6.371 habitantes en el 2001 pasó siete años después a 2.539. El departamento que menos decreció en población en los últimos siete años fue Arauco con 12 habitantes menos.

De acuerdo con la variables analizadas, Cabeza explicó que para entenderlo se analizó la tasa de natalidad que en todos los departamentos los nacimientos van disminuyendo. Otra de las hipótesis es que la gente al incorporarse al mercado laboral o al estudio busca en otros lugares con más posibilidades.

Chamical de 42.248 la población disminuyó a 40.979; Rosario Vera Peñaloza de 13.299 a 12.372. Otros departamentos también hubo un decrecimiento poblacional, Felipe Varela de 9.939 habitantes bajó a 8.193; General Ocampo de 7.331 a 6.654; General Facundo Quiroga de 7.161 a 6.618; Famatina de 6.371 a 5.365; San Martín de 4.956 a 4.798; Castro Barros de 4.322 bajó a 3.303; San Blas de los Sauces de 4.048 a 3.595 y General Belgrano de 3.127 a 2.539.

En los departamentos con menor población también disminuyó la población en Vinchina de 2.834 bajó a 2.502; Independencia de 2.405 a 2.125; Sanagasta de 2.165 bajó a 2.043; y General Lamadrid de 1.717 a 1.483

Capital y Chilecito fueron los únicos departamentos que crecieron, el primero un 12,9 por ciento y el segundo un 8,5. En Capital se pasó de 146 mil habitantes a 164 mil.

Con respecto a la tasa de natalidad (cantidad de nacidos cada mil habitantes) se informó que fue decreciente en la mayoría de los departamentos. Esa tasa sólo creció en Chilecito y Capital.

SIN COBERTURA DE SALUD

Uno de los datos alarmantes que surgió del censo es que el 45 por ciento de los niños menores de seis años no cuentan con cobertura de obra social en atención médica. En tanto, que mujeres embarazadas se eleva a 50 por ciento y adultos de 60 años 12 por ciento no cuenta con cobertura médica.

También el censo reflejó que el 6,3 por ciento de la población padece de algún tipo de discapacidad y que la mayor cantidad son problemas en la visión, seguido por patología crónica y motora.

En los departamentos San Martín, Juan Facundo Quiroga y General Ocampo se da la tasa más elevada. En tanto que las enfermedades más frecuentes en adultos es la hipertensión y diabetes.

De las viviendas quedó reflejado que el 72,3 por ciento es propietario, 11, 1 inquilino y el cinco por ciento las ocupa gratuitamente. También se ratificó que 1.740 son ranchos que se traduce en un 2,3 por ciento y que los departamentos Facundo Quiroga y San Martín son los que más tienen de los cuales mayor porcentaje tiene piso de tierra o ladrillo suelto.

De Educación se dio a conocer la tasa de asistencia en las escuelas y surgió que en los niños de cinco años y más concurre el 30 por ciento, que entre cinco y seis y siete y 15 la tasa es bastante elevada y que decrece entre los 16 y 19 años. En Chamical la tasa de asistencia es más alta y baja en el departamento Independencia.

DETALLES

Los datos preliminares que se conocieron ayer corresponden al primer censo provincial y Cabezas adelantó que el viernes viaja a Buenos Aires para trabajar en el diseño del censo nacional. Las únicas dos provincias que cuentan con su censo propio son La Rioja y Córdoba.

El censo denominado de techo porque se realizó en los residentes con seis meses de antigüedad en el domicilio se comenzó a realizar en junio y finalizó en diciembre y en cada departamento llevó un mes visitar cada una de las viviendas.

Se explicó que los datos son preliminares porque se dieron a conocer los primeros resultados de las mil personas en las que se realizó el trabajo de campo.

El último censo nacional se realizó en el 2001, y en la Provincia sólo se actualiza con la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que aporta datos del mercado laboral.

"REALES Y CONCRETOS"

El gobernador, Luis Beder Herrera, consideró que el censo provincial es "muy importante" porque ahora se dispone de datos que "jamás" se han tenido. "Son reales y concretos" dijo el mandatario provincial al término de la explicación de los datos llevados a cabo por la Dirección General de Estadísticas.

Con estos datos el Gobernador señaló que van a ir a buscar a esa gente para brindarles ayuda. También adelantó que esa información servirá para concebir un plan que permita equilibrar el territorio y que haya justicia en la prestación de los servicios de salud y educación.

Según el mandatario las viviendas son una de las ambiciones más caras de una persona por eso el Estado las hace más baratas y señaló que después de los programas el deficit de vivienda será más manejable.

En ese aspecto, adelantó que se enviará a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para que la entrega de la vivienda se haga en comodato porque se detectó gente que meses se las dieron y no las habitan.

Comentá la nota