"La desnutrición es el resultado final del subdesarrollo"

El Dr. Abel Albino, fundador de CONIN (Cooperadora para la Nutrición Infantil) dio una conferencia sobre el principal problema de América Latina, la desnutrición, en el marco de un programa internacional de la Escuela de Enfermería de la Universidad Austral junto con su par de la Universidad de Nueva York.
Son 260.000 los chicos argentinos de 0 a 5 años con algún grado de desnutrición, según datos de la Red Solidaria. "¿Qué pasó con la Argentina, con este fantástico país?", lanzó al comienzo de la charla el Dr. Abel Albino, fundador de CONIN y creador del primer hospital de desnutridos de toda la Argentina y del primer centro de prevención de desnutrición del mundo.

"¿Qué pasó con la Argentina? En 1888, fuimos el primer país del mundo en quebrar el analfabetismo, llegamos a ser la primera economía de América Latina y la séptima del mundo", destacó ante un auditorio atónito de 34 alumnos de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Nueva York que asistieron a la Universidad Austral por un programa internacional de colaboración.

"El objetivo del programa fue explorar los aspectos que influyen en la salud de los niños en países desarrollados y en desarrollo. El núcleo era la salud materno infantil, porque uno de los objetivos de la ONU del milenio es bajar la mortalidad de los niños menores de 5 años", explicó la Lic. Gretel Desmery, directora del novedoso programa -"muy infrecuente en la región"- y de la escuela de enfermería de la Austral.

El Dr. Albino se refirió justamente a una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo: la desnutrición, "la única debilidad mental que se puede prevenir y revertir, y la única causada por el hombre". No solo acaba con la vida de un menor de 5 años cada dos horas en nuestro país, sino que, a quienes sobreviven, les imposibilita un desarrollo neurológico suficiente para crecer, educarse y prosperar.

"¿Cuánto pesa el cerebro de un chico cuando nace? 35 gramos. ¿Cuánto pesa al cabo de un año? 900 gramos. ¿Y de adulto? 1.200 gramos. O sea que el crecimiento del primer año es gigantesco. Si no se alimenta y se estimula al niño en esta etapa, ya no se recuperará su intelecto", enfatizó el especialista en pobreza, que ya dirige 22 centros en toda la república destinados a albergar, alimentar y educar a niños indigentes.

"En América Latina un 40% de familias viven en la pobreza crítica y un 20% en condiciones de pobreza absoluta. Es decir, no tienen nada para comer. Esto compromete a cerca de 60 millones de niños en la región. La principal riqueza de un país es su capital humano… ¿cómo se recuperarán nuestras naciones si está dañado? La desnutrición es el resultado final del subdesarrollo", declaró.

El Dr. Albino contó una anécdota personal: una noche, ingresó con su mujer en un rancho y halló dos niños durmiendo en un pozo hecho en la tierra, tapados con perros. "Se tapan con sangre caliente y por eso tienen parasitosis. La enfermedad les provoca anemia y por la anemia no rinden en la escuela". "Hay que dejar de pensar en las próximas elecciones y pensar en las próximas generaciones", culminó.

Comentá la nota