Se desmorona la venta de usados en Córdoba

Las dudas sobre el plan Primer 0 km, las expectativas negativas de los consumidores y la caída estacional de fin de año, se conjugaron para que las ventas cayeran 17,5% en noviembre y arrastren una baja del 19% en lo que va del segundo semestre del año.
Mientras se desinflan las expectativas de las concesionarias respecto al probable suceso del plan Primer 0 km, la crisis también le comenzó a pegar fuerte al mercado de los automóviles usados; durante el mes anterior las transferencias de estos vehículos en la provincia de Córdoba se retrajeron el 17,5 por ciento en comparación con el mes pasado y contra noviembre de 2007. En el segundo semestre, el mercado del usado arrastra una fenomenal baja del 19 por ciento en cotejo con el período julio-noviembre de 2008. No obstante todavía las cifras interanuales son ligeramente positivas: en los once primeros meses se comercializaron 159.137 autos usados, 4.152 vehículos más que entre enero y noviembre del año pasado. Diciembre prácticamente ha arrancado sin actividad en el sector usados, dado que los probables interesados estarían esperando definiciones respecto al lanzamiento del programa de créditos nacionales.

En todo el país la caída en las ventas de usados fue aún peor que en Córdoba: 20 por ciento en relación al año anterior y 17,3 por ciento respecto a octubre. Ya en ese mes había habido una baja en las ventas del cuatro por ciento a nivel nacional, mientras que en Córdoba el mercado se había contraído el 0,6 por ciento.

La situación ahora es de mayor incertidumbre para las concesionarias; las dudas y la falta de definiciones sobre el alcance del plan de estímulo oficial, sumadas a las negativas expectativas de los consumidores, se combinan con la baja estacional de fin de año para que el sector prácticamente haya quedado paralizado. Los datos de diciembre así lo están indicando: en la primera semana del mes sólo se comercializaron 2.323 unidades usadas en toda la provincia, lo que indicaría que diciembre cerrará con ventas por debajo de las 10.000 unidades, un registro no observado desde diciembre de 2006, cuando se vendieron 9.370 vehículos.

«No hemos tenido prácticamente ningún movimiento en lo que va del mes», subrayó el encargado de un concesionario ubicado sobre la Recta Martinoli. «La gente entra, pregunta, se va y no vuelve». Otro de los concesionarios consultados por este medio, dedicado a la compra-venta de una franja de vehículos muy económicos, afirmó que «difícilmente el plan del gobierno sirva para vender más cero kilómetro, porque la gente ahora ya no piensa en la inflación, sino en la posibilidad de que la echen de su trabajo». Al respecto, el empresario indicó que «en los últimos dos meses los precios no se han movido, e incluso algunos modelos han bajado entre 15 y 20 por ciento».

Según los últimos datos oficiales, los concesionarios cordobeses de vehículos usados comercializaron en noviembre 12.687 unidades, en tanto que en octubre se habían vendido 15.396. Con esta caída, superior al 17 por ciento, en el año 2008 las ventas de unidades usadas crecieron menos del tres por ciento. Esto se debe a que en el primer semestre, éstas crecieron 32 por ciento en relación a igual período de 2007, pero en el segundo trimestre llegó la implosión: desde julio hasta noviembre se comercializaron sólo 72.254 vehículos, 19 por ciento menos que entre los mismos meses de 2007. Esta clara desaceleración no sólo tiene que ver con la crisis financiera internacional, sino también con el enfriamiento general de la economía, afectada por una alta inflación combinada con una creciente recesión.

Comentá la nota