"La ley desmonopoliza totalmente los medios"

Hugo Medina, secretario de Interior del Sindicato Argentino de Televisión habló con El Libertario sobre la nueva ley de radiodifusión que se apresta a sancionar el Senado, tras un polémico trámite en ambas cámaras. Para el dirigente, la principal bondad del proyecto es que desmonopoliza el mercado de los medios audiovisuales y promueve mayor empleo en el sector.

En Jujuy para lanzar un programa de salud para los trabajadores de la TV, el dirigente apoyó la iniciativa del Gobierno nacional que también es buena en el aspecto institucional, opinó.

-¿Hasta qué punto está contemplado el interés de los trabajadores en el debate en torno a la ley de servicios audiovisuales?

-Para ser un poquito de historia, te voy a comentar que nuestro gremio, el Sindicato Argentino de Televisión, junto con los demás gremios de comunicación social que conforman la Coss y médico a nivel nacional, en el año 2002 presentamos un proyecto de ley de radiodifusión que tomó estado parlamentario a través de la presentación de la diputada Stolbizzer y el diputado Carboneto.

Ese proyecto que tomó estado parlamentario es base, junto a otros dos o tres proyectos, de este proyecto del Poder Ejecutivo de nueva ley de medios audiovisuales.

Nosotros estamos a favor de esta ley. Hemos trabajado para cambiar algunas cosas y seguimos trabajando por si la promulgación de esta ley es favorable, seguir cambiando cuestiones que tienen que ver con nuestra actividad, principalmente en la reglamentación. Porque hoy por hoy estamos hablando del proyecto de ley, con acuerdos y con disidencias entre distintos sectores, pero indudablemente una parte muy importante que falta a partir de que se promulgue, que es la reglamentación de esa ley.

-¿Por qué les parece buena ley?, ¿por qué les parece necesaria?

-Porque desmonopoliza totalmente los medios, no es solamente un tema positivo para los trabajadores, sino que desmonopolizar los medios es una cuestión más importante para la vida institucional de nuestro país.

Nosotros, a través de la concentración de los medios, años atrás, hemos sufrido muchas pérdidas de puestos de trabajo, totalmente contrario a lo que hoy quieren hacer a quienes se pretende tocar los intereses y por eso es tanta la disputa. El poder político que toma la decisión después de 26 años del retorno a la democracia, tiene esa decisión política de cambiar la ley de radiodifusión. La tuvieron otros poderes ejecutivos pero no pudieron llegar por las grandes presiones. Cuando se tocan intereses entran en disputa dos partes.

Nosotros coincidimos en que esto sí va a sumar más puestos de trabajo. Quizás hay partes de algunos artículos de esta ley actual que regulan algunas cuestiones que no se están cumpliendo, pero en el nuevo proyecto son mucho más fuertes. Un ejemplo, que todos los canales cumplan sí o sí con sus canales locales. Hay muchos canales del interior del país que cumplen.

-¿En qué sentido cumplir?

-Con programación propia. Hay otros que no, toman directamente una señal y la reproducen. Esto significa más puestos de trabajo. Que haya previsto en esta ley desinversión, no significa que esto sea menos puesto de trabajo.

-Ahora, la ley también prevé la reconversión y posiblemente ciertos grupos que tienen alta concentración tendrán que deshacerse de medios. ¿Qué va a pasar con esos trabajadores? La ley contiene alguna cláusula de protección para ellos?

-No habla de cierre de medios; desinversión es la palabra exacta. Desinversión quiere decir que va a dejar de pertenecer de un grupo o una empresa para pasar a pertenecer a otro. Acá seguramente hay una lista larga de empresarios que están a la espera de poder tener medios.

-Le pregunto esto porque se ha señalado el temor de que se cierren algunos medios o que los compren para cerrarlos.

-Nuestra institución no va a trabajar en contra de nuestros principios. No vamos a apoyar una ley ni vamos a participar ni vamos a tratar de reformar cosas en ese proyecto de ley si esto significa reducir la cantidad de trabajadores a la que representamos, para nada, iría contra nuestros principios.

-¿Pero la ley contiene algún reaseguro que contemple esta situación de los trabajadores?

-No habla de despidos, simplemente habla de desinversión en la cuestión empresaria y con respecto a cuestiones que hemos tratado de ir corrigiendo nosotros, que tienen que ver con garantizar que no haya menos puestos de trabajo, por lo menos los que nosotros representamos que es televisión, estamos trabajando en eso. Todavía nos queda algún camino para recorrer que es, primero y principal, la decisión política nosotros la compartíamos totalmente el hecho de que no se le permitiera a las telefónicas el ingreso a dar el servicio de cable.

Para nada era bueno ir en contra de un monopolio mediático para generar un monopolio telefónico. Eso atentaba contra los puestos de trabajo lisa y llanamente éramos parte de los que se oponían a esto. Estamos trabajando para se les permita a las cooperativas de servicios ingresar al negocio o a ser licenciatarios de una señal de cable, pero nosotros, a los fines de poder tener una cuestión operacional equiparada con los empresarios chicos o cableros chicos de nuestro interior, es que las cooperativas tengan que cumplir con una unidad de negocio totalmente separada de la que vienen administrando el servicio que dan. Que tengan una contabilidad separada y que a su vez no puedan hacer uso de los subsidios cruzados con los servicios que él viene brindando. No es que le cierra la puerta pero lo hace de una manera de ir tratando de equiparar.

Seguramente todavía nos queda alguna cuestión, por lo menos en lo que a nosotros respecta de que sea equiparada esa competencia, que las cooperativas sabemos que tienen exenciones de impuestos y los cableros no la tienen. Será un tema para resolver y por el cual seguiremos peleando.

Y a su vez pretendemos garantizar en la reglamentación de esa ley del tema de por ahí poder poner algunas condiciones como para que cableros chicos de ciudades muy chicas realmente sean los únicos licenciatarios y no tengan la libertad de competencia.

-¿En qué año el sindicato de ustedes presentó el proyecto?

-En el 2002 estuvo ahí y se cajoneó; tomó estado parlamentario porque entró a comisiones y ahí murió. No fue el único proyecto que anduvo dando vueltas que tiene que ver con la radiodifusión. Yo te estoy contando la historia de nuestra institución, tanto en lo sindical como en la confederación que integramos.

-¿Qué sienten ustedes ante que el tratamiento en el Senado de una ley tan importante haya estado en manos de un empresario televisivo, dueño del único canal abierto de TV en Jujuy y varias radios, esto que ni más ni menos es como que el zorro sea dirigente gremial de las gallinas?

-Hay una contradicción en ese tema. Indudablemente si la postura de Jenefes -que es de quien estamos hablando, le voy a poner nombre yo- éticamente no podía salir a hablar de la sanción de esta ley, ni con cuestiones a favor ni con cuestiones en contra. No se puede ser arte y parte.

-¿En qué otros aspectos de la ley ustedes tuvieron la posibilidad de introducir cambios?

-En algunas cuestiones que nosotros pudimos lograr modificar tiene que ver con poder regular también la televisión satelital, o sea DirecTV. DirecTV no cumple con una señal propia, con un canal propio. Técnicamente nos encontramos con una traba que era, que nosotros estábamos pidiendo que cada provincia pudiera tener un canal local, técnicamente no se puede por cuestiones de satélite, pero sí pudimos poner en el proyecto de que cumplan un canal propio nacional y que a su vez, en cada provincia tome los canales del área primaria donde está emitiendo DirecTV. Acá en Jujuy van a tener que levantar la señal de los canales de aire de Jujuy y en cada provincia va a tener que hacer lo mismo, o sea que el servicio de Directv va a tener todas las señales de todos los canales de aire privados y de los canales de aire estatales provinciales.

-¿Y eso qué ventaja plantea para los trabajadores de la televisión?

-Para nosotros se amplia el mercado, genera puestos porque van a tener que armar un canal local, pero a su vez equipara con otros servicios porque para los cables es obligación tomar las señal de los canales de aire del área primaria. ¿Por qué no para Directv, que también es un servicio por subscripción?

Lo que hacemos es pretender que haya un equilibrio en el mercado en el cual nosotros tenemos gran parte que ver, que somos los trabajadores de este mercado, de las empresas de ese mercado.

Después también la intención nuestra fue que se elimine la publicidad extranjera en las señales de cable, pero no lo logramos, lo que sí logramos es reducir el porcentaje, porque por los acuerdos de reciprocidad que hay con Estados Unidos, no se puede eliminar, no se puede llevar a cero. ¿Por qué?, porque esto perjudica mucho a los canales de aire.

El sustento del canal de aire sabemos que es la venta del segundo publicitario, el canal de cable, la suscripción del servicio que te brinda, no por lo que vos pautás de publicidad en el cable. No debería tener publicidad la señal de cable.

-Hasta ahora no existe ninguna prohibición para que en Jujuy tuviéramos más canales de aire y más emisoras de AM. No existe la prohibición legal, pero el COMFER durante años no ha llamado a licitaciones. Frente a esa realidad, de qué nos serviría a los jujeños que esta sea una ley maravillosa si decisiones fundamentales quedan supeditadas al arbitrio de alguien que mira más hacia los intereses de algún grupo de medios que hacia los intereses de la gente?

-No, porque van a pasar también por las autoridades de aplicación muchos temas de estos. El COMFER, no diría que va a desaparecer por completo, pero va a ver mermado su poder. De todas maneras podemos coincidir que toda nueva ley crea nuevos organismos y pasan a tener determinados poderes esos nuevos organismos, pero es parte de lo que es la vida de una ley.

Si esto se promulga, vamos a tener que redoblar el esfuerzo, el trabajo de control y así nos va a pasar en todos los rubros, no solamente a nosotros.

Comentá la nota