Desmintieron los dichos atribuidos a Silvio Berlusconi

Una fuente del Gobierno en Roma dijo a Críticadigital que el primer ministro "nunca hizo un chiste sobre los desaparecidos argentinos” y que fue un error "provocado adrede por el diario L´Unitá". No pedirán disculpas porque "la polémica no existe”.
En medio de la polémica desatada por la burla del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, sobre los desaparecidos en la última dictadura militar argentina, fuentes del gobierno peninsular aseguraron a Criticadigital que Il Cavaliere “nunca hizo un chiste sobre los desaparecidos argentinos” y confirmaron que no enviarán “ninguna disculpa oficial porque la polémica no existe”.

“Fue una gran equivocación provocada adrede por el diario L´Unitá, porque ningún periodista que estuvo en ese lugar interpretó los dichos de esa manera”, aseguró la fuente en diálogo con este medio y remarcó que “en Italia no provocó reacción de ningún sector”.

A pesar de la contundencia de la frase citada por el diario comunista, desde el Palazzo Chigi, sede del gobierno italiano, juraron que durante el acto en Cerdeña, “Berlusconi se mostró indignado porque la oposición lo comparaba con el dictador argentino (Jorge Rafael Videla) y sólo subrayó la brutalidad de los crímenes cometidos durante la dictadura argentina y la tragedia de los desaparecidos”.

Mientras la Cancillería argentina ya convocó al embajador italiano en Buenos Aires, Stefano Ronca, para pedir explicaciones sobre los dichos del primer ministro, la fuente ratificó que el Ministerio de Relaciones Exteriores italiano “no enviará ninguna carta de disculpas, ni habrá un comunicado oficial porque es imposible desmentir algo que no existió”.

“Berlusconi no tuvo absolutamente ninguna intención de herir los sentimientos de los familiares de los desaparecidos y menos de bromea al respecto. Fue justamente al contrario, se sintió dolido porque lo igualaron con esos dictadores o incluso a (Adolf) Hitler”, insistió el funcionario italiano.

EL VIDEO DEL ESCÁNDALO. Entre tantos dichos cruzados, los medios italianos comenzaron a difundir las polémicas imágenes donde el primer ministro ironiza sobre los vuelos de la muerte.

Textualmente, esto dice Berlusconi: "De mí dijeron de todo, que soy como Hitler, como Mussolini, que soy como el dictador argentino que se sacaba de encima a sus opositores llevándolos en aviones con una pelota, les abría la puerta, arrojaba la pelota y les decía: `Afuera hay un hermoso día, vayan un rato a jugar`, que hace reír, aunque es dramático”.

Comentá la nota