Desmienten denuncia.

El secretario privado del gobernador de Corrientes Arturo Colombi, Diego Mosquera, desmintió ayer acusaciones sobre supuestos saldos millonarios en su cuenta bancaria. Negó que hubiera habido una investigación hecha por parte de la AFIP sobre dichos saldos.
Y acompañó su defensa con una nota enviada a él por el presidente del Banco de Corrientes en la que se asegura que el resumen de sus cuentas no incluye los montos denunciados.

SDLqFue una operación política para involucrarlo, nunca hubo una verdadera investigación de la AFIP sobre su patrimonio", señalaron fuentes cercanas a Mosquera.

En los últimos días, el gobierno de Corrientes había quedado envuelto en una denuncia por supuesto enriquecimiento ilícito de Mosquera. El funcionario asiste al gobernador desde hace 7 años y cobra un sueldo de $ 3.800. La denuncia aseguraba que tenía un saldo en su cuenta del Banco de Corrientes de 1,7 millones de pesos. Circuló incluso un supuesto informe de la AFIP enviado a la Justicia correntina, en el que se señalaba que en esa cuenta en el 2008 se realizaron depósitos por 2.602.259 pesos y gastos con tarjeta de débito por 372.959 pesos en sólo cuatro meses.

Ahora Mosquera se defiende exhibiendo la nota del Banco donde las cifras son muy diferentes: según el texto de la nota firmada por el contador Orlando Costaguta, el saldo de la cuenta es de 17.834,64 pesos, los depósitos fueron por 26.022,59 pesos y los gastos con tarjeta de débito del periodo en cuestión por $ 3.729,59. Así, lo que habría habido es un corrimiento de las comas de las cifras, argumentó, con el objeto de "inflar los saldos".

Mosquera, que apunto a una campaña del "Kirchnerismo" las acusaciones en su contra, amenazó ayer con acciones legales hacia el senador Gustavo Canteros (quien presentó un proyecto reclamándole al gobernador el pedido de renuncia a su mano derecha) y a los funcionarios de la AFIP.

El gobernador de Corrientes, Arturo Colombi, está alineado con el vicepresidente Julio Cobos. Fue quien organizó el acto por el natalicio de José de San Martín al cual el Gobierno nacional no envió los grandaderos, gesto que generó una extensa polémica.

Comentá la nota