Se desinflan las ventas con tarjetas de crédito: cayeron un 30 por ciento

Las operaciones con "plástico" vienen en picada desde los últimos meses del año pasado. Aprovechan las promociones de los bancos. Los consumidores prefieren comprar al contado
A la par de la caída de la actividad comercial, las ventas con tarjetas de crédito también retrocedieron por situaciones internas y externas, sumado a la falta de confianza de los consumidores riocuartenses.

Según datos del mercado local, las operaciones con tarjetas de crédito se desinflaron un 30 por ciento con relación al año pasado.

Uno de los efectos más concretos de la retracción de las operaciones con dinero plástico lo constituye la suspensión de los denominados planes largos y los saldos de agotados por el sobreuso del "plástico" por lo que no tienen margen para seguir endeudándose.

Los comerciantes consultados señalaron que los consumidores definen sus compras con tarjetas en función de las promociones o descuentos que realizan los bancos en distintos comercios o rubros, que en algunos casos llegan hasta el 30 por ciento.

La mayoría de las entidades financieras instrumentaron promociones y beneficios en la compra con tarjetas, con el fin de mantener cautivos a sus clientes.

Para los empresarios, la desconfianza sobre el futuro de la economía nacional y lo que pueda suceder con las elecciones legislativas del 28 de junio paralizan a muchos consumidores a la hora de comprar con tarjeta.

"La gente prefiere comprar al contado, tiene miedo de recurrir a las cuotas porque no tiene seguridad que dentro unos meses siga trabajando. Hay mucho temor a quedarse sin trabajo", dijeron desde el Cecis.

Para contrarrestar la baja en las ventas con tarjetas y disminución de la actividad, los negocios de Río Cuarto intentaron incentivar al cliente ofreciendo préstamos personales, pero la respuesta fue un crecimiento de la morosidad, que llega a niveles récord: hay casi 27 mil documentos afectados por no cumplir con el pago de las cuotas.

Los sepultados planes largos permitieron a muchos riocuartenses acceder a productos costosos y hoy en día todavía están pagando las cuotas, por lo que no tienen margen para seguir usando la tarjeta en el marco de un contexto de incrementos constantes de la mercadería y salarios deprimidos.

Los empresarios confiaron que hay una mayor utilización de la tarjeta de débito, que también cuenta con promociones en algunos locales sumado a la devolución del 5 por ciento de IVA.

Los comerciantes sostienen que el invierno será muy duro y vaticinan que muchos negocios no seguirán en pie en los próximos meses, por el fuerte incremento de costos y la reducción de las ventas.

Mayor morosidad

Mientras las ventas de tarjetas de crédito bajó un 30 por ciento en la ciudad, la morosidad se incrementó en un 15 por ciento, señalaron fuentes del sector.

La situación genera preocupación entre los bancos y las empresas emisoras de tarjetas de crédito, al advertir un escenario más complejo para el resto del año, a partir de la fuerte retracción de la actividad económica.

En el caso de los préstamos personales que ofrecen varios negocios de la ciudad, en marzo se detectó un fuerte incremento de la morosidad, llegando a nivel récord para la ciudad. Hay casi 27 mil riocuartenses que incumplieron en el pago de sus compromisos, según el relevamiento que lleva adelante la Cámara Mercantil e Informes Comerciales.

Comentá la nota