¿La designación de Peres fue ilegal?

Hace 11 años los consejeros que le elevaron una sola terna a Marín fueron Cobo, Rossetti, Ballari, Durigón y Alison. Los actuales consejeros se basaron en un artículo de la ley 1676 para modificar el criterio.
El decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Roberto Vassia, se quejó por nota ante el Consejo de la Magistratura por la exclusión de su nombre en la terna que fue elevada al Poder Ejecutivo para cubrir el cargo de presidente del Tribunal de Cuentas. El argumento fue que hace 11 años, en el anterior concurso para el cargo que ganó Natalio Peres, se mezclaron en la única terna abogados y contadores, algo que ahora no ocurrió.

La respuesta del Consejo fue que, de acuerdo a su propia ley orgánica, las ternas de abogados y contadores del TdeC deben ir por separado. Esta vez, como Vassia fue el único de los contadores que pasó el examen, el concurso quedó vacante ya que por lo menos se necesitan dos candidatos para proponerle al gobernador. Por razones que aún no hizo públicas, el decano no se presentó al nuevo concurso, cuya inscripción venció el viernes pasado.

Todos estos datos fueron confirmados ayer por fuentes vinculadas al tema. Pero de esas explicaciones surgió una gran duda: ¿si lo legal es que el Consejo eleve ternas de abogados y contadores por separado, la designación de Peres en 1998 fue ilegal?

En aquella ocasión, el Consejo de la Magistratura, basándose en la misma ley 1676, mezcló a las dos profesiones y le entregó al gobernador Rubén Hugo Marín una sola terna conformada por dos contadores (Vassia y el por entonces secretario administrativo de la Legislatura, José Enrique Juan Capello) y un abogado (Peres). Marín terminó eligiendo a éste último.

Los consejeros que hace más de una década entregaron esa sola terna fueron el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Mariano Cobo; la ex jueza Elvira Rossetti, por el Poder Ejecutivo; el diputado del PJ, César Ballari, por la Legislatura; el abogado Ademar Durigón y el contador Ricardo Alison.

En el Tribunal de Cuentas están vacantes dos cargos desde el 1 de marzo, luego que un jurado de enjuiciamiento destituyera al presidente Peres y al vocal Rubén Rivero por no controlar dos cuentas del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda por donde se desviaron 960.000 pesos entre 1999 y 2003, un caso que terminó con condenas de cinco años de prisión para los ex funcionarios marinistas, Hugo Agüero y Luis Araniz, entre otros. Las causales fueron mal desempeño de sus funciones, incumplimiento de los deberes inherentes al cargo, e incompetencia o negligencia reiterada demostrada en el ejercicio de la función.

Por ahora, sólo dos.

En el primer concurso, el actual Consejo sólo eligió a dos postulantes abogados para la presidencia, Marcos Paz -ex asesor legal del municipio durante la gestión de Jorge- y José Sappa, cercano políticamente al delegado provincial del PAMI, Heriberto Eloy Mediza. En cambio dejó vacantes las ternas (o duetos) de contadores para la presidencia y las de contadores y abogados para la vocalía.

El fundamento de porqué elegirá ternas por profesiones es el artículo 28 de la Ley Orgánica del Consejo de la Magistratura que dice que "para la conformación de las ternas de abogados o contadores aspirantes a presidente o vocal del Tribunal de Cuentas (...), se efectuará el concurso en las condiciones establecidas en la presente ley". O sea que no necesariamente el reemplazante de Peres surgirá de entre Paz y Sappa, sino que saldrá de entre esos dos nombres y quienes figuren en la terna de contadores.

A su vez, el artículo 37º de la Ley del Tribunal de Cuentas, expresa que el cuerpo estará conformado por un abogado y dos contadores o un contador y dos abogados, indistintamente. Como actualmente el único vocal en funciones, Francisco García (lleva 14 años en el cargo), es abogado, el gobernador Jorge -con el aval de Diputados- podrá elegir dos contadores o un contador y un abogado. El problema para él será si alguna de las tres ternas vuelve a quedar vacante. En ese caso, Jorge podrá escoger los nombres a "dedo", pero tendrá que contar con los dos tercios de la Legislatura y no con la mayoría simple.

La gran novedad del viernes, cuando finalizó el plazo para las inscripciones, fue la presencia del ex ministro de Hacienda, Ernesto Franco, para el cargo de presidente; además de la autoexclusión de Vassia. Entre los contadores figuran también Jorgelina Blath, Matías Fernández Astudillo, Laura Pequis y Miriam Roldán. Para la vocalía se anotaron, entre los contadores, Blath, Fernández Astudillo, Pequis, Roldán, Germán Piccirilli, y Hugo Ramos, entre los abogados, Paz, Sappa, Fernando Avila Abal, Raúl Kalinger y María Rossi Miner.

Comentá la nota