Desgastado, renunció Terzo; Mana asume en Economía

Golpeado por el costo político que significó el revalúo, el funcionario alonsista se fue del gobierno. En realidad, su salida ya estaba acordada. Mana, actual secretario de Planificación, asumiría el miércoles
En los hechos, Marcelo Terzo dejó de ser secretario de Economía hace un mes. En los papeles, su salida se produjo recién ayer, cuando, poco después de las dos de la tarde, ingresó al despacho del intendente Juan Jure y le presentó su “renuncia indeclinable”.

Su reemplazante ya estaba definido desde semanas atrás: será Guillermo Mana, un economista que trabajó para el Banco Mundial, que fue secretario de Desarrollo Económico durante la gestión de Benigno Rins y que hace cuatro meses asumió como secretario de Planificación. En la gestión anterior, estuvo a cargo de la instrumentación del fideicomiso, la herramienta financiera que le permitió al Municipio captar 35 millones de pesos para hacer obras públicas.

Mana, hombre de confianza del intendente, será mucho más que el jefe de Economía. Absorberá el área de Planificación y supervisará a las demás áreas de gobierno. Será el jefe de gabinete de Jure.

El desgaste de Terzo empezó con la llegada de los cedulones del Inmobiliario a los domicilios de la gente. Con subas de hasta el 300 por ciento, el revalúo significó un duro golpe para la imagen del gobierno. Las críticas se expandieron y hubo cientos de reclamos en la Defensoría del Pueblo. Hasta los miembros del gabinete se sorprendieron por la magnitud de los incrementos y, en el Concejo, el oficialismo empezó a elevar la voz contra el secretario.

En enero, Jure salió a ratificar el revalúo y se adjudicó la responsabilidad política de las subas. Pero, a mediados del mes pasado, Terzo ya se había quedado sin capital político para dirigir un área central como Economía.

Su salida ya estaba decidida. Se retrasó para cuidar las formas, para evitar que Terzo, un funcionario al que Jure destaca, fuera echado del gabinete en medio de las protestas y cuando toda la oposición y hasta el oficialismo pedían su cabeza.

Cuando la tensión se redujo, el intendente y su funcionario acordaron el reemplazo.

La carta de renuncia dice: “Me dirijo a usted en mi carácter de Secretario de Economía de la Municipalidad de Río Cuarto, con especial consideración para su investidura y agradeciendo el haberme honrado con la designación de tan importante función, para solicitarle tenga a bien aceptar mi renuncia indeclinable al cargo que ocupo dentro de su distinguido gabinete. Motivan la presente asuntos de carácter estrictamente personales”.

En el último párrafo, Terzo señala que queda a disposición del intendente para seguir contribuyendo con la gestión.

Ayer, cuando la renuncia ya era un hecho, Jure destacó la figura de Terzo: “No tengo más que palabras de agradecimiento para él; por el esfuerzo, por la lealtad y su dedicación al trabajo. Le tocó estar en el peor momento y en el peor lugar. Por eso, por hacer lo que había que hacer, sufrió un desgaste muy fuerte en lo político”.

El intendente agregó que en la gestión ya se están notando los resultados de las políticas de contención del gasto y de incremento de la recaudación. “Pero, más allá de estos logros, empieza una nueva tarea que debe hacerse con otra gente”, manifestó Jure.

Sin embargo, el jefe comunal declaró que aspira a mantener a Terzo en el gobierno. “Mi deseo es que siga con nosotros aunque en un rol distinto, menos expuesto. Creo que no podemos perder a un funcionario como Terzo”, indicó Jure.

Ahora, Mana llega con la obligación de erradicar el déficit de 1.400.000 pesos que todos los meses sufre la Municipalidad. El nuevo secretario de Economía, que asumiría el miércoles, viene trabajando desde hace un mes en un plan de ajuste que reduciría en un 30 por ciento los gastos operativos de la Municipalidad. En los últimos días, tuvo reuniones con los secretarios de las distintas áreas de gobierno.

Con la salida de Terzo, el alonsismo pierde un bastión importante en el Ejecutivo. Desde 2004, cuando asumió Rins, Economía era propiedad exclusiva de ese grupo político. De todos modos, en el Palacio confían en que la alianza no se resquebrajará. Es más, el propio Gumersindo Alonso aseguró en una entrevista que el acuerdo con la UCR no depende de un cargo.

Ahora, con un nuevo secretario de Economía, el gobierno tiene el desafío de recuperar la iniciativa.

Comentá la nota