Desestiman denuncia contra una autopartista rafaelina

Representantes del gobierno argentino lograron contrarrestar una denuncia presentada ante la Comisión de Comercio Internacional (ITC), que desestimó finalmente una presentación en contra de una empresa rafaelina de autopartes, según se informó oficialmente.
"La Argentina se defendió exitosamente en un caso de autopartes ante los Estados Unidos", afirmó un comunicado del Ministerio de Industria y Turismo.

El caso fue iniciado por presuntos subsidios en las exportaciones a ese país de aros insertos para pistones por parte de la empresa autopartista Clorindo Appo SRL.

La denuncia había sido presentada el 17 de febrero de 2009 por la empresa estadounidense Quaker City Casting y fue desestimada por las autoridades de ese país sin imponer medidas compensatorias.

El secretario de Industria de la Nación, Eduardo Bianchi, se reunió ayer con representantes de Clorindo Appo SRL, quienes le agradecieron las gestiones realizadas, señala el comunicado de la cartera industrial.

Funcionarios de la Secretaría de Industria, Comercio y Pyme de la Nación ejercieron la defensa de Clorindo Appo SR ante el Gobierno de los Estados Unidos y la Comisión de Comercio Internacional (ITC) donde radicó la denuncia Quaker City y la desestimación fue cerrada el pasado 19 de octubre sin imponer ningún tipo de medida compensatoria.

El gerente general de la firma rafaelina, Alejandro Buteler, expresó su reconocimiento al "trabajo realizado por el equipo de profesionales a cargo del secretario Bianchi, que permitió un resultado exitoso en la defensa de la industria nacional ante el gobierno de los Estados Unidos".

La firma

Clorindo Appo SRL es una empresa santafesina fundada en 1955 y emplea en su planta a 200 trabajadores.

La planta de producción cuenta con avanzados sistemas de control de calidad, laboratorio metalúrgico con espectometría en fundición y sistemas electrónicos de control de proceso de mecanizado para producir bajo sistema de calidad permanente bajo norma ISO 9000.

Además cuenta con un departamento de ingeniería en permanente estudio de nuevos productos y controles de proceso. La capacidad de producción del área fundición es de 1.450 toneladas anuales: la producción anual de piezas 4.800.000.

La empresa atiende al mercado de reposición a través de una red de 18 distribuidores y el exterior en distintos países del mundo. Actualmente exporta un 75% de sus producción.

Sus principales productos son aros insertos para pistones, asientos y guías de válvulas cuya aplicación son motores de combustión interna.

En la página de la firma se indica que los aros insertos producidos en Rafaela bajo la marca Clapp se encuentran en los motores diésel de las principales automotrices del mundo, entre ellas Ford, John Deere, Renault, BMW, Mercedes Benz, Iveco, Audi, Chrysler, Perkins, General Motors, Citroen, Peugeot y Volkwagen.

Comentá la nota