Desequilibrios con los fondos para obra pública

Los municipios comandados por intendentes del Frente Cívico sufren una evidente postergación en el reparto de recursos para obra pública que tendrán para este año. Los justicialistas quedaron entre los más beneficiados, aunque la excepción es Maipú, que teniendo en cuenta el número de habitantes de cada departamento es el que menos recursos para obra por habitante va a recibir: sólo $86 contra $270, es decir un tercio de lo que le correspondería a cada mendocino si se divide el total de recursos destinados a obras entre el total de habitantes.
El cálculo también deja mal parados a los municipios comandados por caciques del Frente Cívico, no así a los dos departamentos conducidos por el Partido Demócrata. De todas maneras el análisis tiene matices.

En términos generales, de los $947 millones destinados para concretar obra pública, el 45% ($427 millones) se reparte entre los municipios. Los otros $519 millones son manejados por el gobierno provincial.

Para el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, la comparación realizada es parcial. "En materia de obras y asignaciones dos más dos no es cuatro. Puede que comparando los recursos destinados a obras municipales haya departamentos más perjudicados, pero a los municipios también llegan obras financiadas con recursos provinciales y nacionales".

Comentá la nota