El desempleo en EE.UU. llegó a 9%, el más alto desde 1983

Sin embargo, hubo menos pérdida de puestos que en los meses anteriores.
"Es imposible salir de la recesión de un día para el otro. Por eso yo desconfío mucho del optimismo del gobierno y, en particular, de la Reserva Federal", dijo a Clarín, una operadora de un fondo de inversión muy poderoso que pidió no ser identificada. "La Bolsa ahora está subiendo, pero también puede volver a caer: no sería la primera vez", advirtió.

El problema es que todo depende de cómo uno mire el vaso, si del lado que está lleno o del lado que está vacío. Por ejemplo, ayer, el Departamento de Trabajo anunció que en el mes de abril el desempleo subió al 8,9%, el nivel más alto desde 1983.

Esto, en sí mismo, es una noticia alarmante. Sin embargo, hubo funcionarios y analistas que pusieron el acento sobre el hecho de que la pérdida de empleos este mes fue la menor desde octubre del año pasado, y menos de lo que la mayoría de los expertos esperaban. La economía perdió en abril 539 mil puestos, mientras que en marzo perdió 663 mil, 650 mil en febrero y en enero 741 mil. Desde esta perspectiva, la situación del desempleo está mejorando. "Aunque de alguna manera es alentador que la cifra es menor de lo que ha sido en los últimos seis meses, sigue siendo un hecho aleccionador", admitió el presidente Barack Obama, advirtiendo que las pérdidas de empleos continuarán, en una recesión que llevará meses o incluso años hasta terminar. Obama dijo, no obstante, que se divisan señales tempranas de recuperación. Dijo que "los gastos de consumo y las ventas de viviendas se están estabilizando y la construcción está mejorando por primera vez en seis meses. En consecuencia, paso a paso, estamos progresando". Es por eso que Ben Bernanke, presidente de Reserva Federal, se atrevió el jueves a decir que la recuperación puede comenzar a fines de este año.

Los analistas coinciden al afirmar, sin embargo, que para que ese pronóstico efectivamente se materialice en la realidad será necesario que los bancos estén en condiciones de volver a otorgar crédito, algo que aún no están haciendo. Toda la plata que recibieron del Tesoro fue destinada a pagar deudas y no a nuevas líneas de créditos.

Todavía ayer los analistas discutían sobre si el tipo de política que está instrumentando Obama para sanear los bancos y el sistema financiero es el correcto. Hay muchas dudas sobre los "tests de resistencia" al que han fueron sometidos los bancos. De acuerdo a los resultados de estos tests, el gobierno decidió que 10 de los 19 bancos evaluados tendrán que reforzar sus capitales propios en un total de 75.000 millones de dólares. Pero no todo el mundo estáde acuerdo con esa cifra.

El economista Martin Weiss, autor del best-seller Guía de supervivencia a la depresión, cree que las hipótesis económicas barajadas por el gobierno no son suficientemente pesimistas. Su "pronóstico es menos sombrío que la realidad actual", sostiene. Weiss piensa que si el FMI estima en 3 billones (millones de millones) de dólares el conjunto de las pérdidas potenciales de los bancos mundiales, la banca estadounidense tendría que superar ampliamente los 600.000 millones, que es lo que estima la Reserva Federal. Adolfo Laurenti, de Mesirow Financial planteó dudas sobre el sistema de cálculo de las pérdidas potenciales de los bancos en caso de degradación de la coyuntura.

Comentá la nota