El desempleo en los EE.UU se frena, pero aún es del 9,4%

El desempleo en los EE.UU se frena, pero aún es del 9,4%
Era de 9,5% en junio. Es alentador, aunque pesó que muchos ya no buscan trabajo.
Las empresas estadounidenses continuaron recortando en julio sus plantillas de trabajadores, pero a un ritmo menor que en meses anteriores, eliminado 247.000 puestos de trabajo, la menor cantidad, mensual en un año, por lo que el desempleo bajó ligeramente de 9,5 a 9,4%.

La cifra fue mejor que la pronosticada por los economistas (habían proyectado 320.000 pérdidas) y es un indicio de que la recesión parece haber llegado finalmente a su fin.

El presidente Barack Obama dijo que las cifras indican que "tal vez lo peor ha quedado atrás'' en una recesión que lleva bastante más de un año. "Hoy avanzamos en la dirección correcta'', dijo Obama desde el rosedal de la Casa Blanca. Pero añadió que "tenemos mucho camino por recorrer. Según mi parecer, no tendremos una verdadera recuperación hasta que dejemos de perder empleos''.

Las estadísticas, difundidas ayer por el Departamento de Trabajo, ofrecieron otra noticia alentadora: las empresas aumentaron las horas laborales tras caer a una cifra récord en junio, y los salarios crecieron tras haber retrocedido o permanecer sin variación.

Empero, el informe indica que el mercado laboral se encuentra en una situación de debilidad. De hecho, desde que comenzó la crisis se perdieron en total 6,7 millones de puestos de trabajo, la mayor destrucción de empleo desde la Segunda Guerra Mundial.

El número de desempleados de largo plazo -aquellos que estuvieron sin trabajo por 27 semanas o más- aumentó en 584.000 a cinco millones, o un tercio de aquellos registrados como desempleados.

Con todo, las nuevas cifras fueron mejores que las pronosticadas por muchos analistas y ofrecieron un ansiado respiro a una parte de la economía muy baqueteada por la recesión.

Los analistas habían pronosticado unos recortes de plantilla de 320.000 empleados y un índice de desocupación del 9,6%, cercano al récord de 9,8% de 1982.

El retroceso del desempleo -frente al 9,5% en junio- fue el primero desde abril del 2008. Sin embargo, una de las razones del retroceso fue que centenares de miles de personas abandonaron la búsqueda laboral.

En total, 14,5 millones de personas se encontraban sin trabajo en junio.

Si las personas que han cesado de buscar un empleo nuevo o las que se han conformado con trabajar a tiempo parcial con incluidas, el índice del desempleo habría descendido en julio al 16,3%, de 16,5% en junio, el más elevado desde 1994.

El presidente Obama, que por primera vez empieza a tener una baja en la adhesión de los electores, aseguró que a pesar de estos indicadores positivos, hay un largo camino por recorrer para sacar al país de la peor caída económica desde la Gran Depresión. "Tenemos que subir una montaña muy empinada y comenzamos en un valle muy profundo", agregó.

Comentá la nota