El desempleo alcanzó una cifra récord en España

Hay más de 3 millones de personas sin trabajo
MADRID.- España conoció ayer los números más dolorosos de la crisis de su economía: en 2008, el país pasó a tener 3.128.963 desocupados, cerca de un millón más que el año anterior.

La cifra, que según las autoridades nacionales continuaría en aumento en los próximos dos meses, representa el máximo histórico desde que se realizan mediciones en forma oficial con la metodología actual, inaugurada en 1996.

Sin embargo, según los Servicios Públicos de Empleo, el organismo estatal encargado de realizar estos cálculos, nunca antes hubo en el país un número tan elevado de personas en edad activa marginadas del mercado laboral. El registro más alto databa de 1988, cuando por primera vez la cantidad de "parados" llegó a los tres millones, aunque después de alcanzar ese pico comenzó a descender, para no volver a ese nivel por dos décadas.

En diciembre pasado, la tasa de desocupación se incrementó en un 4,6%, aumento que representa la novena suba mensual consecutiva de ese indicador. Así, los 139.694 nuevos desocupados del último mes pasaron a engrosar un triste total anual que también es récord: 999.416 personas sin trabajo y, por ahora, con pocas expectativas de volver a obtenerlo en el corto plazo.

Esta preocupante tendencia no sólo consolida a España como el país con mayor índice de desocupación de Europa (13,4%), sino también como el que registró la suba más pronunciada en el continente durante el año último, con un 4,8%.

Los inmigrantes resultaron muy afectados por la retracción del empleo. Sólo en 2008, 198.996 extranjeros perdieron su trabajo. Por esta razón, no es casual que, en proporción, el rubro más afectado haya sido el de la construcción, que emplea a una gran cantidad de latinoamericanos y europeos del Este.

En cantidad, la categoría "servicios" padeció un déficit aún mayor: 491.800 nuevos desempleados, una cifra que hace parecer más pequeña la pérdida que tuvo el sector industrial: 119.891 personas se quedaron sin trabajo.

A pesar de la gravedad de la situación, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero aseguró que "a partir de marzo comenzará a recuperarse" el índice de empleo en España y que esta mejoría se hará más sensible a partir de la segunda mitad del año.

El mandatario basó sus buenos augurios en que a partir del tercer mes del año "comenzará a sentirse el impacto" de los 33.000 millones de euros que el gobierno invirtió en diciembre para reactivar la obra pública.

Más allá de ese anuncio, Zapatero reconoció, como pocas veces lo hizo desde el comienzo de la crisis, que 2009 será "duro y difícil" y con "muchos datos malos", especialmente en los primeros dos meses.

Comentá la nota