Desembolso minero estará en manos de cuatro personas

El mensaje Nº 24 ingresó a la Cámara de Diputados el lunes pasado y se trata del proyecto de ley remitido por el Ejecutivo solicitando que el cuerpo legislativo apruebe el acta compromiso que celebró el gobierno con la em­presa Minas Argentinas SA (MASA), operadora del proyecto Gualcamayo.
De esta forma, se creará el “Fondo Fiduciario de Infraestructura Proyecto Gualcamayo” destinado a financiar obras de infraestructura económica-social en Jáchal, comuna adonde está emplazada la mina de oro.

El fondo fiduciario fue una condición para entregar la Declaración de Impacto Ambiental a la mi­nera que se comprometió a aportar el 1% del valor de facturación bruta total por la venta de los metales producidos durante los dos primeros años y a partir del 3º año el 1,5%.

“Es la primera vez que se creará. Cuando se firmó el acta tenía que salir por ley de acuerdo a todas las condiciones y seguridades que debe tener un fideicomiso”, dijo Felipe Saa­vedra, titular de Minería lo­cal.

El Fondo funcionará en el ámbito de la Secretaría de Minería y su administración será ejercida por un Comité de Adminis­tración compuesto por cuatro miembros: uno será de­signado por el gobernador, otro por el secretario de Mi­nería, el tercero por la Cá­mara Mi­nera y el último por el directorio de MASA.

El designado por el gobernador presidirá el Comité y las decisiones deberán ser tomadas por acuerdo de al menos tres. Este comité será el que seleccione las obras a realizar y fijará los tiempos de concreción y el costo. Dará intervención al municipio de Jáchal para que asesore so­bre las obras a realizar.

El Fondo estará sujeto a una au­ditoría anual y los resultados estarán disponibles al público. Ade­más, anualmente se deberá publicar un in­forme detallando los proyectos realizados el año an­terior.

No se podrá destinar más del 5% de los fondos a los gastos relativos a la ad­ministración. y MASA deberá realizar trimestralmente la contribución. Lo cierto es que el proyecto deberá ser tratado en una sesión ex­traordinaria o di­rectamente el año que viene porque culminaron las sesiones legislativas ordinarias.

Comentá la nota