El desembarco de las franquicias cambia el perfil comercial local

Cadenas de heladerías nacionales ingresan al mercado. Inauguraron firmas gastronómicas, de indumentaria y servicios. Juan Manuel Kunzi De la Redacción de UNO

Las franquicias de firmas nacionales desembarcan en la capital provincial y cambian el perfil de los comercios.

Las prioridades, en todas las cadenas, sin importar el rubro, son la limpieza de los locales y la esmerada atención al público. Igual que en muchas firmas de raigambre local.

En el país existen unas 500 firmas que ofrecen franquicia. Entre los rubros más explotados se encuentran el gastronómico, el de indumentaria y el de servicios.

Adolfo Papaleo Froy, titular de la Consultora CAF Gestión que asesora a inversores de Santa Fe y Paraná, recordó que la primera franquicia que trajo a la ciudad fue en 1992 y brindaba servicios mecánicos.

Si bien el sistema de alquilar una marca establecida funciona desde hace décadas, en los últimos años se diversificaron los rubros. Entonces se encuentran desde heladerías hasta farmacias, pasando por negocios de indumentaria hasta llegar a los locales en donde ofrecen lomitos cordobeses o panchos porteños.

Uno de los últimos emprendimientos en abrir fue una juguetería que tiene locales en las grandes ciudades y en las capitales de provincia.

Los empresarios reconocen que, con un buen salón de ventas, la inversión para abrir una franquicia ronda los 60.000 pesos.

Los inversores saben que cuando compran una firma, tienen asegurado el marketing, los estudios de mercado y la logística.

Claro que también tienen que respetar exigentes parámetros de calidad. En la lomitería del Puerto por ejemplo, los dueños de la empresa cordobesa que vendieron la franquicia supervisaron en persona la fabricación de los primero panes.

Ellos saben que el negocio, al fin y al cabo, debe mantener el prestigio ganado; por eso están en los más mínimos detalles.

Idiosincrasia. Los especialistas del mundo de las franquicias aseguran que en Paraná existe un localismo muy fuerte. "La gente no se da cuenta de que detrás de la marca nacional está un inversor paranaense", analizó el consultor Adolfo Papaleo Froy.

Los inversores locales, de una de las cadenas de heladerías nacionales más prestigiosas, entraron al mercado hace cuatro años, cuando abrieron un local en Viale.

El negocio salió bien y hace tres años que desembarcaron en la capital provincial inaugurando un local en calle Maciá, a metros de Ramírez.

El dueño de la licencia, dijo a UNO: "El sistema funciona porque te aconsejan elegir una buena ubicación para el local, realizan un estudio de mercado y cuando ya están funcionando capacitan en forma permanente a los empleados", sentenció.

La casa matriz se hace cargo de pagar los cursos y los dueños de los locales afrontan los gastos de transporte.

Con buenas ventas y personal capacitado los propietarios de la heladería decidieron abrir una más. Lo hicieron en agosto, Andrés Pazos.

"A los empleados los capacitan en la atención al público. Les corrigen la postura, los modales, hasta les enseñan los cuidados que deben tener en los uniformes", explicó el dueño de la cadena local.

Altos. Los inversores que quieren traer nuevos comercios a la ciudad se encuentran con que los alquileres son muchos más caros que en Santa Fe, Rosario y Rafaela.

La mayoría protesta porque llegan un año y averiguan un precio, y cuando vuelven a cerrar la operación se encuentran con otro.

Para los emprendimientos gastronómicos y de venta de indumentaria, los estándares de los locales son excluyentes y por eso se produce una fuerte demanda que ayuda a subir los precios de los inmuebles.

datos

La cadena de comidas rápidas Mostaza exige una inversión de 67.000 y 120.000 dólares, según se trate de un local en shopping o en la vía pública.

Para Adolfo Papaleo Froy, los problemas del sector son la crisis que frena el crecimiento e impacta en lo laboral; y la ausencia de una ley del sistema de franquicias.

Las que más crecieron fueron de alimentos y gastronomía. Analistas ven que el futuro estará en la reparación de ropa y calzado, hasta talleres de electrodomésticos y de vehículos.

número

60.000 Pesos es el monto aproximado a invertir para abrir una franquicia en un buen local de la capital provincial.

La esencia de las franquicias

Las franquicias son un formato de negocios utilizado en el comercio por el que una parte llamada franquiciante, cede a otra llamada franquiciado, la licencia de una marca a cambio de un derecho de entrada (franchise fee), así como sus métodos de hacer negocios a cambio de una tarifa periódica o regalía.

En ciertos casos, el franquiciante percibe también una regalía o canon por concepto del manejo publicitario de la marca.

La franquicia consiste en aprovechar la experiencia de un empresario que ha conseguido una ventaja competitiva destacable en el mercado.

Comentá la nota