Desdoblar la elección en Buenos Aires le costaría a Vidal $ 2800 millones

Desdoblar la elección en Buenos Aires le costaría a Vidal $ 2800 millones

El debate para adelantar los comicios, ya sea municipales, como quiere el massismo, o los provinciales, se coló en el tratamiento del Presupuesto 2019

Ninguna jugada política nunca es gratis. En el caso del desdoblamiento electoral se puede terminar pagando muy caro si no sale bien para los intereses del oficialismo. Y aunque sea exitoso, siempre va a tener su impacto en las arcas estatales. Casualmente, ayer en el debate por el Presupuesto 2019 de María Eugenia Vidal en la Legislatura (ver aparte), se terminó de darle forma a una comisión bicameral que decidirá en 60 días si los bonaerenses votarán el año que viene más veces de las previstas.

Si no se modifica el sistema electoral, incluyendo las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y las boletas papel, organizar sus propios comicios le demandaría a la provincia al menos $ 2.789.800.000. Si bien ni en la Casa Rosada ni en la Gobernación (donde el tema aún está abierto) aún se hizo el número exacto, la estimación surge del cálculo de los $ 5.200 millones ejecutados en las legislativas 2017 (serían también dos votaciones ya que en la provincia no hay ballottage), más la inflación desde entonces (45%), dividido el porcentaje de los electores bonaerenses del total del padrón nacional (12.363.057 habilitados, un 37%). Es un aproximado en base a consultas entre expertos electorales.

A falta de recursos nacionales, Vidal tendría que adquirir las urnas, los sobres, costear la logística para transportar los votos, la fiscalización, el conteo y, entre otras cosas, la impresión de las boletas. Todas facturas que hoy pagaría el Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio. Igual las tendrá que pagar para un eventual operativo duplicado a nivel nacional: aún faltaría elegir legisladores y Presidente.

El debate por el financiamiento de los comicios propios se metió en la interna chubutense: el Cambiemos local alertó del "altísimo costo" del desdoblamiento que decretó el gobernador Mariano Arcioni. Usando el mismo algoritmo, la provincia patagónica deberá desembolsar $ 98.020.000. Como mínimo: a diferencia de Buenos Aires, en Chubut sí hay segunda vuelta para el puesto de gobernador.

No parece ser un tema para ciertos mandatarios oficialistas que evalúan desdoblar en 2019. En Mendoza, Alfredo Cornejo debería hacerse cargo de $ 324.220.000 (4,3% del padrón nacional) y el jujeño Gerardo Morales de $ 120.640.000 (1,6%).

Por ahora, las alternativas que evaluará la bicameral bonaerense serían menos costosas, según adelantó ayer el diario La Nación. Hay tres escenarios. El primero parece redactado por Sergio Massa, ya que propone tomar 20 "municipios testigo", de prueba, con boleta única papel y sin PASO. El líder renovador viene pugnando por blindar sus distritos (en especial Tigre) de la eventual polarización Vidal-Cristina Fernández de Kirchner en las urnas.

La segunda opción es ampliar a todos los municipios el desdoblamiento. El jefe de Gabinete de Vidal, Federico Salvai, ya le advirtió a su par nacional Marcos Peña que eso no sería legal. La tercera vía sería el adelantamiento para todos los cargos provinciales e intendentes, pero sin PASO y con boleta única, un sistema que la Casa Rosada no pudo implementar.

Coment� la nota