Desde hoy, viajar en colectivo será más caro en la Capital

Fue sancionada y promulgada ayer mismo una ordenanza que elevó el precio del cospel de $1,40 a $1,70. La medida comenzó a aplicarse con el primer servicio de hoy.

Los concejales oficialistas de San Miguel de Tucumán demostraron ayer cómo se puede aplicar un "tarifazo" en menos de 24 horas.

Minutos después de las 9.00, por 14 votos a 4, aprobaron una ordenanza autorizando un aumento de 0,30 centavos en el precio del boleto urbano de ómnibus (cospel) solicitado por la Asociación de Empresas del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT). A la hora del almuerzo, comunicaron la iniciativa a la Intendencia. En horas de la siesta uno de sus miembros, Ramón Santiago Cano, a cargo interinamente del Departamento Ejecutivo, se encargó de promulgarla y antes de que anochezca, fue comunicada a las empresas para su aplicación desde el primer servicio de hoy.

Es así como miles de usuarios pagaron, anoche, $1,40 para viajar en colectivo hasta su casa y, esta madrugada, cuando se dirigían a sus lugares de trabajo, se dieron con la desagradable "sorpresa" de que el valor del cospel subió a $1,70.

Los costos de abonos también recibirán modificaciones, según lo resuelto ayer por el Concejo. El pase de 88 viajes costará $120; $60 los 44 viajes y $30 para los 22 viajes.

No es la primera vez que Cano se encarga de estampar su firma en normas que disponen actualizaciones en el costo de servicios. En los últimos tiempos, cada vez que se trató una ordenanza de esa naturaleza, estuvo al frente del Departamento Ejecutivo, ya que coincidentemente el intendente Domingo Amaya cebió afrontar algún viaje fuera de la provincia y no pagó el costo político que implica adoptar este tipo de medidas, que siempre generan rechazo.

Taxis más caros

Con la misma celeridad y sin mayor lugar para el debate, los ediles alperovistas también autorizaron en la sesión de ayer un aumento en la ficha que cobran los taxis por cada 100 metros recorridos o por cada minuto de espera, que pasará a costar de 0,12 centavos a 0,15 centavos.

Por otro lado, ayer también se conoció que el ajuste en el transporte de pasajeros también alcanzará a los usuarios del servicio de ómnibus suburbano y rural. En estos casos, el criterio habitual de la Dirección de Transporte de la provincia es aplicar el mismo porcentual de actualización del servicio urbano, razón por la que se estima que subirá el pasaje un 22 por ciento. El mínimo rural tiene un valor de $ 1,20 y hay casos en los que supera los dos pesos.

No acompañaron

Los concejales que se negaron a levantar la mano ayer a favor del tarifazo en el servicio de transporte público fueron José Costanzo (Partido Federal), Claudio Viña (Fuerza Republicana), José Luis Avignone (UCR) y Raúl Pellegrini (Concertación Plural).

En cambio, los ediles que avalaron el aumento fueron Elsa Rosa Arias, Hugo Cabral, Oscar Cano, Ramón Cano, Noemí Correa, Eloy del Pino, Esteban Dumit, Teresa Felipe de Heredia, José Franco, Juan Carlos Mamani, Luis Marcuzzi, José Miranda, Javier Morof y Cristian Rodríguez. Argumentaron la necesidad de la aprobación por la complicada situación por la que atraviesan las empresas del rubro y entendieron que se trata de un ajuste que aún pueden soportar los ciudadanos.

Morof justificó la velocidad del trámite parlamentario señalando que fue para evitar que los comerciantes especularan con los cospeles. Por esta razón, los ediles descartaron la necesidad de modificar la serie de las monedas que están en circulación.

Cuestionamientos

Mientras se desarrollaba la sesión, un grupo de personas pertenecientes a asociaciones de consumidores cuestionaba la actitud del Concejo Deliberante. El dirigente José García, reclamó a los usuarios no utilizar los servicios de transporte en la medida de las posibilidades como mecanismo de protesta. Igualmente indicó que solicitarán al Intendente que vete la norma.

El dirigente tildó de irresponsables a los concejales que aprobaron el ajuste, entendiendo que privilegian los intereses de los empresarios del sector a espaldas del pueblo. "Esto es un acto de irresponsabilidad social y por esa razón todos los usuarios debemos salir a movilizarnos a las calles", sentenció García en diálogo con EL SIGLO.

Visión empresarial

Desde AETAT dicen que la suba del pasaje autorizado por los concejales representa un alivio, aunque dijeron que no es suficiente para cubrir la totalidad de las necesidades. El presidente de la entidad Cristóbal Cazorla, aclaró que el estudio de costo que realizaron con expertos determinaba un valor del pasaje de $2,28. Con este valor lograban cubrir costos y rentabilidad, pese a lo cual desde AETAT solicitaron a los ediles llevar el valor del cospel a $2. "Que el pasaje tenga un valor de $1,70 no es satisfactorio, pero a su vez debemos admitir que coloca al usuario en una situación incómoda. De todas formas, ahora podremos continuar en el proceso de recuperación de la calidad en la prestación del servicio con la renovación de unidades, proceso que comenzó hace cuatro años. Esto no quita que vamos a mantener la lucha desde la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) para que los subsidios que se distribuyen a nivel nacional se envíen con sentido social y equidad. Las empresas de la Capital Federal y Gran Buenos Aires siguen siendo las privilegiadas en desmedro de las del interior del país", señaló a este diario.

Comentá la nota