Desde el socialismo impulsan un seguro médico universal

Campaña. El Partido Socialista (PS) comenzó a llevar sus propuestas por todo el territorio provincial e inclusive abrió un local partidario en el interior. Confían hacer una elección histórica.
Los candidatos del Partido Socialista (PS) de Santiago han encarado este proceso electoral con optimismo esperando “hacer una elección histórica en la provincia”, según sus propias palabras. La campaña del PS no se asienta sólo en la ciudad capital. El candidato a gobernador, Aldo Bravo, y el postulante a vicegobernador Ramón Humberto Álvarez ya visitaron Las Termas de Río Hondo; además los militantes socialistas han abierto locales partidarios en la ciudad de Frías.

“Ahora vamos a iniciar una serie de visitas por las ciudades que están a la vera de la ruta 34, como Fernández, donde es más importante la influencia de Santa Fe”, explicó Bravo, que espera que la zona lindera con la provincia litoraleña se haya contagiado de la buena imagen que tiene el gobernador perteneciente al PS, Hermes Binner, y que esta identificación termine volcando al electorado al voto socialista.

El candidato a primer mandatario aclara que todos los que trabajan actualmente en la campaña del socialismo lo hacen por sus fuertes convicciones ideológicas. “Están en el partido porque tienen las mismas ideas y sentimientos que nosotros”, señala Bravo.

“En este partido no se saca, sino que se pone”, ironizó el titular del socialismo local pero aclaró, en tono serio, que “esto representa un cambio cultural muy importante, porque se ha mal educado a los militantes de que en la política hay que sacar algo y no poner”.

Una de las estrategias de campaña del PS es apuntar a los sectores “políticamente desencantados” de la sociedad. “Vemos que hay muchas personas que como no pueden acceder a bienes básicos, toman el hecho de votar como una carga y no como un derecho, para romper esa negatividad hay que hacerle entender que es importante su voto y su participación”, consideró.

Para atraer el voto “desencantado” el socialismo apuesta a “marcar una diferencia con el resto” de los candidatos que se presentan a través de sus propuestas.

Una de las cuestiones más importantes que piensa llevar el socialismo como estandarte electoral es el Proyecto Hambre Cero que apunta a que no haya ningún habitante de Santiago, con las necesidades básicas insatisfechas.

Otro de los proyectos que impulsa el Partido Socialista es el Seguro Universal de Salud, “Nuestra intención es que cubra lo básico, pero hablando a grandes rasgos, como es en el sistema de salud pública de Canadá, pero que quede claro, no es que haríamos desaparecer a la parte privada sino que lo que queremos es fusionar lo mejor de los dos sistemas, para favorecer a toda la sociedad”, explicó Álvarez, candidato a vicegobernador.

Comentá la nota