DESDE EL PRO SEÑALAN QUE SU CAMPAÑA ES MUY AUSTERA

El primer candidato a diputado provincial del PRO, Claudio Wipplinger, explicó que la campaña de su partido busca diferenciarse de los métodos tradicionales y evitar los excesivos gastos en cartelería, propaganda y logística que en definitiva terminan ensuciando paredes y calles de la ciudad, sin representar una llegada creíble del candidato a la gente.
Wipplinger indicó además que los gastos que demanda la campaña del PRO "son fondos que salen de nuestro bolsillo, no le pedimos nada a nadie porque queremos evitar las prácticas que son una costumbre en muchos sectores, que acuden a exigir fondos a empresas o utilizan dineros y estructuras del estado para financiar sus gastos. Para nosotros la mejor campaña es salir a hablar cara a cara con la gente y el boca en boca que se produce después de las reuniones". El presidente del PRO distrito Misiones señaló asimismo que se puede hacerse política sin gastar millones de pesos ensuciando calles, paredes y atropellando a las personas. Somos gente independiente, de trabajo, que venimos con la idea de cambiar las malas prácticas políticas. "Nuestro principal capital es la credibilidad, es por eso que desde hace tiempo venimos haciendo un trabajo de hormiga, estamos recorriendo la provincia con reuniones en casas de familia, en lugares chicos, con pequeña concurrencia, porque queremos que la gente nos conozca de cerca, que pueda plantearnos sus problemas y podamos explicarle nuestras propuestas, por eso nuestra campaña es muy austera", añadió el dirigente.

Comentá la nota