Desde el PJ le responden al peronismo federal: quieren los fondos electorales

Desde el PJ le responden al peronismo federal: quieren los fondos electorales

Los gobernadores buscan que la jueza Servini les haga un lugar. Gioja invita a una unidad sin exclusiones.

"Ellos no quieren el sello, quieren los fondos de campaña". El ensayo del PJ federal de salir a pulsear por el control del sello partidario con el peronismo K tuvo esa interpretación brutal en la cúpula que comanda José Luis Gioja.

No es un detalle: en 2015, los aportes públicos para la campaña presidencial del Frente para la Victoria (FpV); alianza electoral de la que formó parte el PJ, ascendieron -sumadas las PASO, la general y el balotaje- a 53,5 millones de pesos.

Por entonces, según los informes de la Cámara Nacional Electoral (CNE) Cambiemos recibió 41,1 millones. No se sabe todavía qué monto repartirá el Estado en 2019 pero se tratará, seguramente, de una cifra millonaria.

Hay un detalle técnico: el reparto de los fondos se basa en los resultados de la última elección y en 2017 el PJ, en el distrito de más peso, la provincia de Buenos Aires, quedó cuarto con algo más de 5 puntos, por lo cual al menos en ese renglón, tendrá una merma de recursos.

La disputa por la marca electoral se charló en la reunión que nueve gobernadores, Miguel Angel Pichetto y Sergio Massa tuvieron en la casa de Entre Ríos sobre la calle Suipacha, el miércoles pasado.

Esa cumbre, segundo -y ampliado- capítulo del espacio autodenominado Alternativa Federal, exploró la tesis de discutir el manejo del PJ nacional. Fue un planteo político que podría operar, llegado el caso, por la vía jurídica.

Uno de los promotores de la avanzada lo graficó con un comentario. "Esta foto la tiene que mirar Servini y preguntarse ¿dónde está el peronismo?" en relación a la presencia de ocho gobernadores peronistas que, en general, controlan los PJ de sus distritos.

Agustín Rossi, precandidato presidencial y integrante de la mesa del PJ nacional, cuestionó ese argumento. "Exigen quedarse con el PJ cuando tiene como referencia principal a Sergio Massa, que tiene un partido distinto al peronismo, el Frente Renovador", apuntó el diputado.

En el PJ formal, que preside Gioja y que desplegó una Comisión de Acción Política (CAP) a la que se sumaron, entre otros, Felipe Solá y Hugo Moyano, entienden que no hay lugar para otros planteos.

"No hay ningún motivo para intervenir" dijo el sanjuanino a Clarín y militó la unidad: "las puertas del partido están abiertas y no juzgamos a nadie, necesitamos una unidad sin exclusiones".

En rigor, la semana pasada, la Cámara Electoral que preside Alberto Dalla Vía, rechazó un recurso extraordinario presentado por los sindicalistas Carlos Acuña y Horacio Valdez, autores del escrito que derivó en la intervención de Luis Barrionuevo.

El tribunal deleteó el expediente por el cual María Romilda Servini, a principios de abril pasado, intervino el PJ nacional y designó al frente al gastronómico. Tres meses después, la CNE anuló lo actuado y repuso al mando a Gioja.

En el PJ Federal creen que hay, todavía, un atajo: mientras cursaba el trámite, la intervención presentó actas y documentación que, según los abogados de Barrionuevo, demostrarían que hubo desprolijidades administrativas.

"Hay dos actas donde según denuncian ellos las firmas mía y de Scioli no son nuestras. Que miren todo lo que tengan que mirar y que nos llamen", apuntó Gioja.

Ese expediente quedará en manos de Servini de Cubría a quien la Cámara, en paralelo a anular la intervención de Barrionuevo, le indicó que analice los elementos aportados por los abogados que secundaron al gastronómico durante su intervención.

Coment� la nota