Desde hoy, les quitarán el registro a los conductores que cometan faltas graves en ciudad de Buenos Aires

La medida regirá para los automovilistas de cualquier distrito. Entre las faltas estarán incluidas circular a más del 10% de la velocidad máxima permitida, no usar o usar mal el casco, circular a contramano, no llevar el seguro y no tener la verificación técnica
Tal como había anticipado Infobae.com, desde hoy, en la ciudad de Buenos Aires, se comenzará a retener la licencia de conducir a los conductores que cometan infracciones. Entre las mismas se incluyen circular a más del 10% de la velocidad máxima permitida, no usar o usar mal el casco, circular a contramano, no llevar el seguro y no tener la verificación técnica.

Llegado el caso de que a un conductor le sea sacado el registro, se le entregará un comprobante con validez para seguir conduciendo por 40 días corridos. En ese tiempo, el infractor deberá presentarse a pagar la multa y a que le quiten los puntos en el marco del scoring. Recién entonces le devolverán el carnet.

Sin embargo, si el infractor considerara la multa es injusta y apela la sanción, se abre una instancia de apelación que puede durar hasta 50 días. En ese plazo, el controlador de faltas puede decidir si lo autoriza a seguir manejando o no. En tanto, si al cabo de los 40 días el infractor no se presenta, sigue conduciendo y lo para un nuevo control, le secuestrarían el auto, mientras que su licencia será destruida.

Al retenérsele el registro a un conductor, la Ciudad avisará a todas las otras provincias del país porque por primera vez se sancionará en Capital a conductores con licencia emitida por otras jurisdicciones, precisamente porque se estará actuando al amparo de una ley nacional.

Y esto es porque el 70% de las infracciones que se labran en Buenos Aires son a conductores de otras provincias y sobre todo del GBA. Las infracciones más comunes en territorio porteño son estacionamiento indebido, exceso de velocidad y el no uso del cinturón de seguridad.

Comentá la nota