"Desde el punto de vista jurídico no hay margen para eludir la ley", dijo Echazú

El ministro de Trabajo, Marcelo Echazú, aseguró que, a pesar de los anuncios de despidos por parte de los propietarios de licencias de Taxis y Remisses ante las dificultades que aducen para cumplir con la normativa nacional que obliga a regularizar la situación laboral de choferes, "desde el punto de vista legal no hay margen para ninguna discusión", entendiendo que si bien ese sector cuenta con particularidades propias de la actividad "se debe luchar contra una costumbre arraigada en la sociedad de mantener personal en negro".
Recordando la reciente visita a la Provincia de autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación, quienes participaron incluso de reuniones con representantes de taxistas y remisseros en los Concejos Deliberantes de Ushuaia y Río Grande, el Ministro reiteró que "desde el punto de vista legal, con la normativa nacional no hay margen para ninguna discusión", señalando que "no es extraño que en la Justicia provincial como en todo el país, existan juicios por reclamos salariales o de índole laboral por parte de choferes de taxis y remisses; y no conozco ningún fallo de ningún juez que haya negado en algún momento la existencia de una relación laboral. De modo que desde el punto de vista jurídico, la cuestión es absolutamente clara y no amerita margen de discusión de ninguna clase".

"Podremos llegar a discutir si se trata de un contrato de naturaleza eventual, incluso de ir regularizando la problemática, porque entiendo las particularidades propias de la actividad y en general son empleadores que no tienen una empresa como uno la concibe habitualmente, sino que hablamos de un empleador que trabaja él mismo y a lo sumo cuenta con un empleado, pero tampoco hay mucho margen para eludir la aplicación de la ley", remarcó el funcionario.

En ese sentido, Echazú insistió en que se debe erradicar "una costumbre que está arraigada en la sociedad de mantener personal en negro, y desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, con buen criterio, se está intentando generar conciencia para revertir esto en principio. Llegado el momento, si la cuestión no se organiza paulatinamente las autoridades nacionales manifestaron que comenzarían a realizar las inspecciones correspondientes, y en ese sentido estamos coordinando la tarea desde la Provincia con Nación".

Asimismo, el titular de la Cartera de Trabajo confirmó que asistirá a todas las reuniones que se propongan entre empleadores; trabajadores y autoridades provinciales.

"El argumento de despedir trabajadores es preocupante y también es posible que suceda, pero no vamos a permitir el trabajo irregular aún con la conformidad del trabajador, que lo hace en base a la necesidad que tiene para mantener su fuente de trabajo", concluyó.

Comentá la nota