Desde la Provincia, salen al cruce de Lunghi por sus críticas a las candidaturas testimoniales

El subsecretario de Gobierno bonaerense le apuntó al Intendente, que había calificado de "payasada" a las candidaturas testimoniales K. Le aconsejó "no presentar las cosas a medias".
El tramo final de la campaña electoral se recalienta. Las declaraciones cruzadas suben de tenor y las operaciones políticas están a la orden del día, sin importar los niveles.

En la víspera, el subsecretario de Gobierno bonaerense, Alejandro Rodríguez, hizo de vocero de la gestión Scioli para fustigar al intendente Miguel Lunghi. Metido de lleno en la lucha proselitista, el pediatra había calificado de "payasada" a las candidaturas testimoniales impuestas por K, e incluso sugirió que "mucha gente" podría plantearse no concurrir a votar el 28, desalentada por esta maniobra.

A medias

Rodríguez, le reclamó al Intendente que "con el respeto que merece su opinión, convendría en estos casos dejar la subjetividad de lado y no presentar las cosas a medias".

El funcionario se refirió así a las declaraciones que realizara el jefe comunal, en las que cuestionó a los candidatos del oficialismo con miras a las próximas elecciones legislativas.

Sostuvo que "habría que preguntarle al intendente si él también considera una payasada y una falta de respeto a la gente las candidaturas a diputado nacional del intendente radical de San Pedro, Mario Barbieri; la candidatura a diputado provincial del también radical Carlos García, intendente de Brandsen, como así también la de los intendentes de Daireaux, Bolívar, 25 de Mayo, Coronel Pringles y Carlos Casares".

Asimismo, el funcionario provincial enfatizó que "ellos también van en las listas de aspirantes a cargos legislativos y ahora pretenden esconderlo con un pedido de licencia 15 días antes de la elección".

En otro mensaje dirigido a Lunghi, Rodríguez apuntó que "no quiero pensar que exista cierta intención de no alentar a que los ciudadanos efectivamente vayan a votar el 28 de junio, porque eso sí sería muy malo para la democracia".

Y agregó que "antes que un disparate, como dice Lunghi, la candidatura del gobernador Scioli es un gesto de enorme compromiso por parte de un hombre que trabaja intensamente para todos los bonaerenses por igual, sin distinciones partidarias".

La ofensiva del pediatra

Por último, el subsecretario de Gobierno planteó que "la crítica siempre es buena para la democracia, si es constructiva mejor. Pero mucho más si se hace completa, mirando no sólo la paja en el ojo ajeno, sino también la viga en el propio".

En declaraciones periodísticas, Lunghi había argumentado que "es algo personal, pero lo que han hecho en la provincia de Buenos Aires con las candidaturas testimoniales es una payasada, y una falta de respeto a la gente".

Por eso, a su entender, el Intendente dijo que "mucha gente puede levantarse el día domingo y plantearse para qué voy a ir si al que voy a votar ni siquiera va a asumir".

"Es un disparate lo que está pasando con un candidato que es Gobernador y con otro que es jefe de Gabinete y está de licencia en Tigre", también manifestó Lunghi.

Comentá la nota