Desde Mar del Plata proponen una profunda reforma del Código Penal

El titular de la Cámara Penal Alejandro Tazza apuesta a una revisión integral de la ley. Además de agregar figuras de este tiempo el juez auspicia cambios en la redacción de muchas normas. Y sugiere eliminar conductas que ya no constituyen delitos.

El presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata Alejandro Tazza propuso "una reforma integral y sistemática del actual Código Penal", una de las leyes más antiguas que están vigentes ya que data de 1921-1922, aunque desde 1983 sufrió modificaciones y agregados.

Pero muchos de esos cambios provocaron situaciones que el camarista marplatense calificó de "absurdas", como sucedió con ciertos delitos en los que la tentativa tiene mayor pena que la consumación del hecho.

La iniciativa está contenida en un libro que en este momento Tazza, también profesor universitario, está confeccionando en conjunto con su colega en el área académica, Eduardo Carreras.

Además de proponer el agregado de nuevas figuras como por ejemplo "la manipulación genética", el cambio de algunas (lo relativo al aborto) y la eliminación de otras (los delitos cometidos por parientes o esposos) que, por el cambio de los tiempos, están perimidas, Tazza sugirió que esta legislación sea sometida a un amplio debate en todos los estamentos sociales, como sucedió la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Comenzó explicando que el Código Penal consta de dos partes "una de principios generales o dogmática y otra especial, en la que se enuncian las conductas que son consideraras delitos en la Argentina. Nuestra propuesta está focalizada en esta última parte".

En el libro los autores realizaron un comentario crítico sobre el actual Código Penal, conforme a lo que -de acuerdo con su criterio, más la jurisprudencia y la doctrina mayoritaria- "hace falta modificar, corregir, agregar y hasta señalar como positivo", continuó.

Puntualizó luego que "muchas de las reformas que sufrió el Código las criticamos porque resultan espasmódicas y que en muchos casos responden a una presión de la opinión pública, como por ejemplo cuando se incrementó la pena para los accidentes de tránsito que provocan alguna muerte o las picadas".

"La reforma tiene que ser sistemática -subrayó- porque si se modifica un artículo, esto tiene incidencia sobre el resto. Es así, ya que se trata de un ordenamiento conjunto y coherente, y no en una sumatoria o yuxtaposición de figuras delictivas. Por el contrario, responde a una idea o directriz. Esto último lleva también a enunciar que la reforma debe ser integral, no parcial".

Después fue repasando cada uno de los títulos de la Parte Especial del Código, de los que cada uno responde a un bien jurídico que con la conducta descrita se viola, cercena o lesiona.

Los temas de este tiempo

Así, Tazza fue enumerando los distintos títulos y realizando sus apreciaciones al respecto. Entre los enunciados más destacados asoma el de los denominados delitos contra las personas o contra la vida.

En ese punto "comprobamos que hay ausencias importantes. Entre éstas, los delitos que tienen que ver con la manipulación genética o graves alteraciones del genotipo, en la medida que no tengan una finalidad terapéutica". Igualmente con el tema de los embriones, "que deben ser protegidos. En estas técnicas puede haber conductas delictivas, como también es posible que se dé en la ingeniería genética, para crear armas biológicas o de destrucción masiva". Similar postura sugieren los autores para encuadrar la fecundación de óvulos humanos con fines distintos a la procreación que, incluso, pueden derivar en la clonación de seres humanos u otros procedimientos selectivos de raza. Lo mismo para "la indebida extracción de órganos o tejidos humanos", cuestiones estas que ya están incluidas por ejemplo en el Código Penal español.

De ahí a la incorporación de la problemática del aborto, hay un paso. "Es uno de los temas más espinosos y sensibles, por lo que debería ser sometido a un gran debate público en el que se analicen las distintas posibilidades", apreciaron los autores . "En nuestra Ley tenemos dos disposiciones muy cuestionadas, que son los abortos no punibles (riesgo para la madre o producto de una violación)".

En particular, un tema que preocupa en la actualidad es el de los homicidios calificados, y especialmente los agravados por el vínculo. "Es decir, cuando se mata al ascendiente, descendiente o cónyuge, que no contempla al cometido entre hermanos o entre tío y sobrino, como tampoco el que se registra entre concubinos o del vínculo derivado de la adopción", apuntan los especialistas.

Para estos casos, "las opciones tendrían que ser incluirlos a todos o no incluir a ninguno, como en el Código Penal español. Y que tales relaciones sean consideradas con el fin de establecer agravantes o circunstancias extraordinarias de atenuación".

Aparecen luego los delitos contra el honor. "Debería replantearse el tipo penal de las calumnias e injurias, no sólo porque recientemente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido (caso del periodista Kimel de la Argentina) que, en la fórmula de tales delitos existe tal ambigüedad, que generan un riesgo para la vigencia de la libertad de expresión", sintetizaron.

Hoy existe en el Congreso un proyecto para despenalizar tales conductas, cuando las críticas se refieren fundamentalmente a funcionarios públicos en ejercicio de la función o a terceros que se colocan en situación de discusión pública.

Luego están los delitos contra la libertad sexual, otra figura que se ha ido tornando más frecuente que nunca antes.

"Hay que relacionar los delitos referidos a la promoción o facilitación de la prostitución de mayores o menores de edad o a la explotación económica de dicha actividad con el nuevo delito de 'trata de persona' con fines de explotación, ya sea sexual o de otra índole", indicó Tazza, que también está escribiendo un libro sobre este tema.

El camarista reflexionó finalmente que "dada la trasnacionalidad de esta clase de ilicitudes" son muchas las normas penales que entran en juego, "por lo que hay que precisar cuál es la legislación aplicable en cada caso".

Comentá la nota