Desde el peronismo disidente criticaron la "hipocresía" de Gray.

Desde el peronismo disidente criticaron la "hipocresía" de Gray.
ECHEVERRIA: Los concejales del bloque Unión Peronista, Ramón Vallejo y Roberto Devoto, señalaron que "hay que sacarle la careta" al Intendente, luego de la polémica desatada por la ausencia de parte de la oposición en el acto de apertura de las sesiones ordinarias. "El que manda es Luis Obarrio, Gray es un títere", apuntaron. En tanto, el edil de Unión Celeste y Blanco Néstor Pulichino acusó que "no se respetaron a las instituciones".
Luego de las críticas del intendente, Fernando Gray, a la decisión de parte de la oposición de ausentarse en el acto de apertura de sesiones ordinarias del pasado miércoles, desde el bloque Unión Peronista justificaron la medida y remarcaron que "hay que acabar con la hipocresía" del Jefe comunal. Además, acusaron al mandatario municipal de ser "un títere" del concejal del PJ Luis Obarrio.

"Queríamos mostrar lo que pasa, sacar las caretas y poner en el tapete la hipocresía del Intendente. Sucede que Obarrio es el que gobierna, es el Jefe de Estado de Echeverría, es quien maneja y el que tiene los funcionarios en las áreas. Es el López Rega del distrito", denunció el concejal felipista Ramón Vallejo durante una conferencia de prensa brindada ayer en el Concejo Deliberante.

El miércoles pasado, los ediles de UP, Unión Celeste y Blanco y el vecinalismo faltaron a la apertura de sesiones llevada a cabo en la escuela 33 de El Jagüel en una decisión que el oficialismo la ligó a "disputas sectoriales y de espacios de poder".

"Yo no tolero una mentira más. Además, Gray se puso como organizador pero tiene que venir de invitado. Tenemos la veinteava porción de la representación popular, por lo tanto la apertura no es una cuestión que debe organizar el Departamento Ejecutivo", cargó el otro integrante de UP, Roberto Devoto.

Además, Vallejo señaló que el Intendente "hace un gasto indiscriminado de publicidad de diez mil pesos por día con fines electorales" y remarcó que "arregla el bacheo de tres cuadras y lo publicita con aviones, coches, camiones y dos publicaciones municipales".

"Pasa que ni conoce Echeverría ni a su gente. Gray es de Maipú, tiene militancia en Lomas de Zamora en la UCEDE, invirtió y se convirtió en intendente. Es un títere de Obarrio", disparó Vallejo.

Por otra parte, los otrora concejales del Partido de la Victoria también criticaron al ARI por su "apoyo", según dijeron, a la gestión municipal y en especial al referente local y diputado provincial Walter Martello.

"Él y Obarrio son los titiriteros que vienen teniendo a la sociedad de rehén, son hombres que no tienen afinidad con los vecinos pero sin embargo y lamentablemente, manejan a la comuna y el dinero de los vecinos. Martello es oficialista porque es socio de Obarrio", tiró Vallejo.

Asimismo, ambos concejales culparon al Intendente por el hecho de que se mencione a Obarrio como referente del diputado nacional y compañero de Felipe Solá y Mauricio Macri en el armado antikirchnerista, Francisco De Narváez.

"La gente ya le dio la espalda a Obarrio, es mala palabra por eso Gray no quiere salir en la foto con él. Quiere tirarlo acá porque es un espacio nuevo, nada más", aseveró Devoto.

Quien también explicó sus razones por el faltazo al acto de apertura fue el edil de Unión Celeste y Blanco Néstor Pulichino, que, de todos modos, trató de despegar su ausencia a una cuestión de "politiquería barata".

"Respetamos la institucionalidad y la fiesta del inicio de las sesiones, no había que teñirla de reclamos. De todas maneras, nos encontramos con un tema que es que la apertura fue por fuera de la ciudad cabecera del distrito cuando la Ley orgánica de las municipalidades no lo permite", aseguró Pulichino ayer también en conferencia de prensa.

En ese sentido, recalcó que "está bárbaro la descentralización y que se tenga contacto con ciudades de la periferia pero no se respetó lo legal". "Si se hubiera consultado con el Concejo todos lo habrían apoyado", añadió.

Con todo, sostuvo que "la falta de respuesta y de diálogo se canaliza con charlas y no en los actos institucionales" aunque indicó que "tampoco significa que el bloque esté contento con la falta de diálogo con el Intendente".

Por otro lado, volvió a referirse a la incorporación de Obarrio al sector de De Narváez y, al respecto, enfatizó que él "hace muchos años" que trabaja junto al "Colorado".

"Espero que Obarrio no me venga a disputar nada y además, tengo que charlar con él para clarificar algunas incoherencias. No me pongo chapa de nada no fui kirchnerista, soporté dos duras derrotas electorales con el FpV y eso muestra que uno tiene convicciones políticas", concluyó Pulichino.

Comentá la nota