Desde el año pasado hay problemas con los pagos para la lucha contra adicciones

Este año se iba a llevar a cabo una fuerte campaña para combatir la drogodependencia en menores. Se firmó un acuerdo con las principales organizaciones de la ciudad, pero se frenó por falta de presupuesto.
A fines de febrero se anunció la renovación de un convenio que tenía el Municipio con Fundación Nazareth y Clínica de la Familia para la lucha contra las adicciones. No sólo que los pagos correspondientes a este arreglo nunca se efectuaron, sino que las organizaciones recibieron la información de que por falta de presupuesto se frenarían los subsidios.

Javier Cogno, responsable de Nazareth en Río Cuarto, comentó que los convenios que se llevaron a cabo el año pasado eran de tipo asistencial, "se pagaba por cama y después por un tratamiento del tipo ambulatorio". Continúa Cogno: "Lo que presentamos con Clínica de la Familia, tenía como objetivo sumarnos a los equipos de salud de los dispensarios que están coordinados por el Área de Protección Familiar, y a partir de ello generar acciones preventivas en cada barrio".

Ya entonces los pagos eran irregulares, no todos los meses se recibía el dinero correspondiente y, sin embargo, se consiguieron logros muy positivos.

Este año se le dio una nueva arista al proyecto. Ante la próxima apertura de la Casa del Sol, señala Cogno, "la Clínica de la Familia se iba a encargar de la atención ambulatoria y nosotros de la internación". El 20 de febrero se firmó el convenio que iba a tener una duración de 2 años. "A los días me llamaron para avisarme que ese plazo no iba a poder concretarse, que en cambio sería de 6 meses y que luego se iba a ir renovando", comenta el responsable de Nazareth.

Indica que cuando se empezaron a demorar los pagos intentaron averiguar qué sucedía y recibieron como respuesta que el convenio había pasado al Concejo Deliberante para que fuera aprobado. "Pero allí no había llegado, de hecho nunca había salido de la Intendencia", dice e indica que intentó sin éxito tener una reunión con el intendente. "Nos dieron un plazo de 30 días para reunirnos, período que no podemos esperar", comenta y luego agrega: "Dijeron que el convenio no se puede concretar porque no cuentan con el presupuesto".

Por mes Nazareth maneja un arancel de $ 2.500, a través del Municipio debería recibir $ 13.000. Por el arreglo, la fundación que lucha contra las adicciones debía poner a disposición 5 camas y a la vez que sus profesionales trabajaran en los dispensarios.

Ahora, señala Cogno que "intentaremos cumplir los convenios que tenemos con las escuelas y los asistidos que se encuentran en el programa seguirán con atención. Al menos hasta mediados de año seguiremos con el trabajo normalmente, después veremos cómo continuamos".

Actualmente hay 12 aspirantes para recibir asistencia de Nazareth, pero ya no pueden tomar a más gente. "Sólo 4 de ellos tienen obra social, el resto espera por respuestas", dice Cogno.

Un trabajo necesario

El juez de Menores José Varela Geuna días atrás destacó la importancia del trabajo contra las adicciones para evitar la delincuencia en los menores. Destacó como fundamental el trabajo de Fundación Nazareth y Clínica de la Familia. "En un hecho delictivo violento sin lugar a dudas hay una patología adictiva, cosa que merece un tratamiento específico", dijo.

Comentá la nota