Desde la oposición, primeras críticas a los bederistas Yoma y Basso.

El pueblo de La Rioja tiene que castigar a quienes hacen política con los dineros del Estado, ésa sí que es fácil", dice el titular del partido Compromiso Riojano, Carlos Chacón, quien buscará una candidatura a diputado por la Capital.
Mientras los riojanos nos debatimos entre la pobreza, la inseguridad, el dengue y la desnutrición, comienzan a aparecer los personajes de siempre quienes sin ideas, proyectos y verdadero trabajo barrial, pretenden vendernos el buzón de ser el mejor candidato para La Rioja.

No hace falta que Yoma nos hable de sus ideas o proyectos, ya que en 15 años como legislador nacional todos los riojanos sabemos muy bien lo que hizo por La Rioja en los tiempos de descanso que le quedaba entre ir a un medio y a otro.

El mediático embajador habla de representar un cambio, y a no ser que se afeite el bigote o use peluca, difícilmente los riojanos veamos en él a un candidato que aporte soluciones para la provincia y que realmente represente un cambio. No lo hizo con Menem Presidente, imposible que lo haga ahora. No en vano la dirigencia no lo acepta; antes de partir a tierras aztecas dejó un tendal de descreídos que ahora pasan facturas; es cierto esto de que "el que las hace las paga".

Otros candidatos, como un conocido menemista devenido en bederista, pretende ir por la reelección en el estamento de diputado provincial y erigiéndose en diputado estrella habla de la orfandad y falta de debate que existe en los diputados, como si él mismo no lo fuese; ¡es realmente una tomada de pelo!

Basso: un poco de humildad y respeto al ciudadano de La Rioja, porque cuando existe miseria y desesperanza por todos lados afirmar que lo único que le hace falta es una estructura y 500 fiscales resulta altamente ofensivo para cualquier riojano.

Por eso, mientras Yoma recorre la provincia con la prensa oficial, que pagamos todos los riojanos; y Basso pretende otra reelección con la estructura del Estado y que, según los dichos del propio diputado, será el gobernador quien ayudará a todos y cada uno de los candidatos que se presentarán en distintas listas; los riojanos seguimos padeciendo de orfandad de representación legítima a los intereses del pueblo, mientras que contamos con una real representación a los intereses de los propios candidatos. Esto pasa porque cuando se pedía que se vayan todos, se fueron muy pocos y se siguieron quedando los mismos. Estamos sólo a dos meses de demostrar que queremos que se sigan yendo.

El pueblo de La Rioja tiene que castigar a quienes hacen política con los dineros del Estado, ésa sí que es fácil; quisiera verlos sin ningún tipo de prebenda caminar los barrios, poner la cara, contener y escuchar a la gente, y ver realmente cuál es el recibimiento que tienen, qué soluciones o proyectos aportarán a los riojanos.

Queda poco tiempo para las elecciones y muchos problemas por resolver; que los candidatos usen sus propios dineros y bajen a la realidad de la pobreza y desesperanza de muchos de nuestros comprovincianos.

No nos vengan con espejitos de colores que ya estamos hartos de que siempre se reflejen los mismos.

Comentá la nota