Desde la oposición celebran la nueva campaña de amor y paz de Néstor

Carrió dijo que dejar el discurso de confrontación y acercarse a la gente sirve para "tranquilizar y desdramatizar". De Narváez sostuvo que su "imagen mejora" si camina el conurbano. La preocupación por su personaje en el Gran Cuñado.
Desde la oposición celebraron el cambio de la estrategia electoral de Néstor Kirchner. En coincidencia, Elisa Carrió y Francisco De Narváez sostuvieron que la virulencia de sus discursos no lo benefician y que salir a "caminar" por el conurbano mejora su imagen.

La titular de la Coalición Cívica aseguró que la mutación sirve "si se tranquiliza, si desdramatiza, es lo mejor para el país". Para la candidata a diputada nacional por el Acuerdo Cívico y Social dejar el discurso de confrontación y acercarse a la gente en caminatas "sorpresivas" se explica en los números que arrojan los sondeos que llegan a Olivos. "Se ve que las encuestas le han dicho que esto de apelar al miedo ha sido tremendo", evaluó en declaraciones radiales. "El gobernante tiene que llevarle serenidad al pueblo. Me parece una buena señal que esperemos se confirme en el tiempo", agregó.

El postulante a legislador de Unión-PRO también se mostró a favor de "recorrer casa por casa" en busca de votos para el 28 de junio. De Narváez opinó que el titular del Partido Justicialista tiene "mucha mejor imagen caminando el conurbano y conversando con los vecinos que subido a un atril pronosticando el caos, inclusive con la señora presidenta acompañando ese discurso".

"El pronóstico de que si no gana el oficialismo el país se sumerge en una crisis, primero no se lo cree nadie. Segundo, no lo desea nadie, nadie está trabajando en ese sentido", indicó el empresario y actual diputado del peronismo disidente.

"En todo caso, la gente va a poder elegir entre las ideas y los estilos. Lo que viene ahora es que Néstor Kirchner se siente a debatir las ideas. Si él habla tanto de defender el modelo, el modelo se defiende con ideas y propuestas", continuó De Narváez, quien puso en duda su apoyo a Mauricio Macri para una eventual candidatura a presidente en 2011.

Pero tampoco es todo color de rosas para el esposo de la Presidente. A pesar del cambio, Carrió advirtió que Kirchner "puede pasar de un jardín de infantes a la furia" y recomendó "desdramatizar algo que dramatizó él mismo".

Con el objetivo de remontar una campaña que se presenta bastante más adversa de lo que esperaba y preocupado por su personaje en el Gran Cuñado de Tinelli, el jefe del PJ visitó escuelas y centros comunitarios. Ayer a la mañana el ex presidente recorrió a pie el barrio Don Orione de Florencio Varela seguido por las cámaras de C5N, el canal de noticias de Daniel Hadad.

Comentá la nota