"Desde que opera la minería no cambió el cuadro médico"

La responsable del nosocomio del departamento del norte de está forma despejó dudas que se puedan producir en torno a la posible contaminación de la actividad minera.
Encargado de la atención de la salud en el departamento Jáchal, el Hospital San Roque es el principal receptor de las necesidades de salud de la zona. "Absorbemos la mayor parte los enfermos de la zona", asevera la directora del nosocomio, Ivonne García.

Es que hay sólo un sanatorio privado que tiene capacidad para ocho camas, es decir, una capacidad muy rudicida.

La doctora García enfatiza que "el cuadro médico se ha mantenido desde que comenzó a operar la gran minería. Ya hace varios años que se explota Veladero en Iglesia y un año en Gualcamayo y no hubo cambios en el cuadro médico", explica la profesional.

Por otro lado, manifestó que como producto del incremento del parque vehicular en el departamento hubo un aumento de los accidentes de tránsito. Pero se encargó de explicar que éstos "en su mayoría son en motos que se han adquirido a raíz de las mejoras en las condiciones económicas". También se encargó en aclarar que los accidentes se han incrementado como consecuencia de choques entre jachalleros sin la participación de referentes de las empresas que trabajan en los distintos establecimientos mineros.

El arsénico

La profesional explicó que "el problema de arsenicismo en la zona es algo de siempre". Pero "nosotros no hemos tenido ningún tipo de casos por intoxicación con este tipo de sustancia".

Comentá la nota