Desde Olivos, Cristina bajará la compuerta

Se realizará una transmisión satelital que conecte el dique con la residencia presidencial. Cristina Fernández estará con el gobernador Gioja y el ministro de Infraestructura, José Strada. Ella será quien dé la orden de bajar la compuerta.
Si bien restan, todavía, obras menores por hacer, el dique Caracoles está en condiciones de comenzar su llenado. Y ese hecho se va a producir el próximo viernes, cuando la propia presidenta Cristina Fernández dé la orden de bajar las compuertas a los técnicos especializados que se encontrarán en la sala especial del dique, quienes cerrarán el descargador de fondo.

Una vez más, se utilizará el sistema de la video conferencia para unir Capital Federal y San Juan, en unos segundos nada más y de esa forma estar presentes en un hecho histórico para la provincia.

Cabe recordar que este sistema de video conferencia fue utilizado en la visita pasada de Cristina, cuando se dejaron inauguradas cuatro escuelas en simultáneo. La transmisión no fue buena en su totalidad, pero cubrió las expectativas del Gobierno. En esta oportunidad, esa misma transmisión sería televisada por uno de los canales de aire de las provincias.

En este sentido, el ministro de Infraestructura de la provincia José Strada, precisó que “vamos a necesitar de unas cinco horas para poder culminar el proceso que consiste en cerrar el descargador de fondo con lo cual iniciamos el llenado del embalse. De forma paralela tendremos una maniobra bastante crítica que es el relleno de unos 5 metros de concreto que servirán para respaldar la compuerta, sellándola definitivamente y desviando el agua para que ingrese por una toma. Es decir que la maniobra de cierre, viene acompañada del sellado y por consiguiente necesitaremos de 5 horas y esperando que ese día venga el caudal normal, ya que de lo contrario deberíamos suspender la operación”, aclaró.

De todas maneras, según los datos que se manejan desde la Dirección de Hidráulica de la provincia, los valores que vienen registrándose en estos días son los normales y los cálculos indican que no debería haber fluctuaciones abruptas en el Río San Juan. Las obras menores que restan por hacer, no afectan en absoluto la primear etapa del proceso de llenado, ya que restan varios meses para que se alcance la cota máxima de la represa. Si la naturaleza ayuda y el caudal del río se mantiene tal cual lo proyectado, 1.500 hectómetros cúbicos, en el mes de febrero del año 2009, se podría estar probando la primer turbina, lo que significaría que Caracoles comenzaría a generar. Si no hay inconvenientes con la primer turbina, a mediados del año próximo deberían estar probándose y en funcionamiento todas las turbinas y la represa en la temporada 2009-2010, estaría generando a pleno.

Comentá la nota