Desde Nación remarcaron la gravedad de «tener a un trabajador fuera de la Ley»

Los taxistas y remiseros mantuvieron un encuentro con funcionarios del Ministerio de Trabajo y concejales de la ciudad. Los trabajadores aseguran que hay titulares de licencias que «no leS cierran los números para blanquear al personal y muchos compañeros van a quedar en la calle».
Ayer en la Sala de Comisiones del Concejo Deliberante, se desarrolló un encuentro entre ediles locales; el director de la Región Austral del Ministerio de Trabajo de Nación Jorge Stropiero; el ministro de Trabajo de la provincia, Marcelo Echazú; y propietarios de licencias de taxis y remises; para abordar la problemática surgida a partir de la exigencia de dicha cartera nacional para que los trabajadores de ese sector público comiencen a ser regularizados en su situación laboral.

El director Stropiero explicó que «se han mantenido reuniones con todos los municipios de la provincia, y además nos hemos reunido con los trabajadores y los empleadores» dado que la mayor preocupación es «el registro de los trabajadores de taxis y remises».

El funcionario nacional confió que no hubo intimaciones de por medio, sino que «le hacemos llegar nuestra preocupación, porque el Municipio en esta actividad específica, es el que otorga la licencia y en otros municipios se solicita el acta temprana del trabajador al momento de que se le entrega una licencia».

Por este motivo Stropiero remarcó que desde el Ministerio «intentamos que todas las partes, se den cuenta de lo grave que es tener a cualquier trabajador fuera de la ley, porque esta exento de jubilación, ante un accidente no tiene cobertura ni él ni su familia».

Asimismo, señaló que la cartera de Trabajo nacional «no defendemos la rentabilidad del sector, y buscamos que el trabajador tenga garantías y también el empleador para ello es necesario hacer lo que corresponde».

De esta manera, Stropiero rechazó la firma de cualquier acta que evite el blanqueo del personal, resaltando que «para nosotros es nulo un acta de esas características», y aclaró que en breve «vamos a comenzar a realizar las inspecciones para verificar el cumplimiento de la ley nacional».

Por su parte, Diego Isaurralde, chofer de remís, dijo que se fueron «decepcionados» porque «hay muchos titulares de licencias que no le cierran los números para blanquear al personal y muchos compañeros van a quedar en la calle». Además lamentó que no se pueda inscribir, el chofer, como monotributista «por lo tanto reclamó una solución dado que «lamentablemente agotamos todas las propuestas y búsquedas de opciones, pero fueron rechazadas» lamentó.

Comentá la nota