Desde la municipalidad piden “paciencia” por el incumplimiento de las frecuencias.

Ante las innumerables quejas de los usuarios por las irregularidades en el transporte público de pasajeros, sobre todo, respecto al incumplimiento de las frecuencias, desde la municipalidad pidieron “paciencia”.
En Frente a Cano, el secretario de Economía de la comuna, Hugo Borelli, explicó que la comuna ha tomado la decisión política de controlar la prestación del servicio y sancionar las irregularidades. “La dirección de tránsito tiene un plantel de inspectores dispuestos de manera permanente en la calle”, explicó.

Asimismo, comentó que el cumplimiento de las frecuencias “es esencial” para el nuevo modelo y adelantó que la municipalidad “será muy estricta en su control”.

De todas formas, destacó la mayor cantidad de coches para prestar el servicio y consideró que, con cuatro líneas menos y cincuenta micros más, es inentendible que no se cumplan los horarios de los recorridos. “No puede comprenderse que falten colectivos, por el contrario, salvo que se escondan detrás de un árbol”, ironizó el funcionario.

Finalmente, pidió paciencia a los usuarios por las cuestiones que hacen a la transición de un modelo que “acostumbró a la gente durante muchos años”. “Tenemos que estar dispuestos a tener este tipo de reclamos hasta que las cosas se acomoden. Hay una natural resistencia a los cambios porque forma parte de nuestra condición humana", concluyó.

Comentá la nota