Desde el Ministerio de Trabajo instan a disminuir el empleo en negro

El delegado juninense, Ricardo Carballo, analizó la situación laboral y los efectos de la crisis.
Por la crisis, luego de cuatro años, volvió a crecer la cifra de empleados en negro y el estancamiento económico estaría afectando la calidad de los trabajos. La desocupación más alta se da entre las mujeres.

En el caso de Junín, el delegado del Ministerio de Trabajo Ricardo Carballo manifestó que “esta crisis mundial que también nos incumbe a nosotros ha contribuido negativamente a toda la tarea que se venía realizando desde hace varios años atrás, por parte del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, tratando de registrar a los trabajadores y mantenerlos dentro de la cobertura social”.

“El miedo a perder el empleo ante la situación de crisis que estamos soportando, hace que el trabajador no haga valer sus derechos como lo podría hacer en una etapa de estabilidad”, indicó.

Sostuvo que “el Gobierno ha reaccionado con el dictado de la ley 26.476 que habla del blanqueo de capitales y el segundo capítulo está referido a la regularización de los trabajadores que no lo estaban y que habían sido detectados por inspecciones del Ministerio”.

Mencionó que esta ley brinda la oportunidad de que los mismos sean registrados debidamente sin la obligación de realizar aportes y contribuciones y eventualmente que se les perdone la multa aplicada, “como medida para mantener el empleo estable, induciendo a los empleadores a un registro de esos trabajadores que están en situación irregular”.

“Una inmejorable

oportunidad”

Carballo expresó que actualmente “es una inmejorable oportunidad que disponen aquellos empleadores que tienen trabajadores al margen de la ley porque en algún momento esta crisis desaparecerá y nuestra acción de inspección es permanente. La propia ley, hasta el 1 de agosto de 2009 posibilita que el empleador blanquee la relación laboral sin necesidad de abonar un solo peso de aportes o contribuciones y eventualmente que se exima del pago de la multa”.

“Al empleador no le cuesta nada y es una forma de poder acceder a un certificado de cumplimiento, para, llegado el caso, tramitar créditos u otras gestiones que requieran un certificado de buen cumplimiento. Se está sacando una mochila pesadísima si el trabajador debe ser blanqueado como consecuencia de nuestra acción o de su denuncia, debiendo pagarle todos los meses de aportes y contribuciones adeudadas”, expresó el funcionario.

Monitoreo

de la situación

El titular de la delegación del Ministerio de Trabajo ponderó que en nuestra ciudad, las instituciones “ya están reaccionando” para evitar consecuencias mayores de la crisis en cuanto a desocupación, mencionando la creación de la Comisión de Producción y Empleo para monitorear con los elementos a su alcance, todos los movimiento en esos dos rubros, “utilizando los resortes aportados por los gobiernos nacional y provincial, a través de los programas de asistencia de las empresas en crisis, para tratar de que se registre la menor incidencia de la crisis en la clase trabajadora”, concluyó.

Comentá la nota