Desde Miami, Duhalde llamó a sesiones

El ex presidente volvió a desafiar a Kirchner, criticó el Fondo del Bicentenario y pidió al Gobierno que se convoque al Congreso para "resolver el conflicto".
Desde Miami, Eduardo Duhalde ratificó su candidatura a presidente y volvió a torear a su ex apadrinado Néstor Kirchner. El ex presidente aseguró que se va a "presentar en las primarias" del justicialismo que definirán al postulante para 2011 y pronosticó que el actual diputado va a desistir de la competencia porque "no es una persona que tenga la simpatía de dirigentes ni de la gente".

El bonaerense, además, se metió en la polémica sobre el pago de deuda con reservas del Banco Central y la por ahora fallida expulsión de Martín Redrado, aún presidente del Central. Como era de prever, calificó el uso de reservas de "avasallamiento muy severo a la constitucionalidad" y reclamó, en línea con la postura de la mayoría de la oposición, que "el Gobierno tome una actitud patriótica y convoque al Congreso para resolver este conflicto que pone en riesgo las reservas del país".

El ex presidente viajó a Estados Unidos a presentar su nuevo libro, Argentina en llamas –Argentina Aflame, según la versión en inglés–, en el que relata los 120 días de su gobierno de transición en 2002 y el traspaso del mando a Néstor Kirchner, su socio político de entonces y a quien ahora suele denominar "el loco".

Duhalde, además, participó de una reunión del Consejo de las Américas, en Coral Gables, al sur de Miami, donde se reunió con algunos empresarios, a los que les anunció su postulación a presidente.

En ese ámbito, el ex gobernador bonaerense le aseguró a la agencia de noticias DyN que "me voy a presentar en las primarias de mi partido y seguramente no voy a tener competencia; Kirchner no es una persona que tenga la simpatía de los dirigentes, ni de la gente, no creo que se presente".

Así, Duhalde desacreditó la difundida versión de que Kirchner buscará suceder a su esposa Cristina Fernández. Al respecto, el ex presidente interpretó que "eso Kirchner lo tiene que hacer. Si no lo hace, su gobierno queda huérfano, pero no creo que compita realmente".

Desde Miami, Duhalde cuestionó el desempeño oficial en el caso Redrado y rechazó las acusaciones kirchneristas sobre la "conspiración permanente" que motorizarían Clarín y Cobos, según los afiches oficialistas que ayer cubrieron el microcentro porteño. "Hay actitudes patrióticas ausentes en la forma de conducirse del Gobierno y no me parece inteligente seguir haciendo crecer esta ola de violencia verbal, no va a llegar a buen camino", pronosticó. En plena gira norteamericana, que seguirá por El Salvador y otros países centroamericanos, Duhalde dijo que "los empresarios ven que el Gobierno no respeta la institucionalidad, los contratos, y no invierten en el país", y afirmó que "les damos argumentos a quienes quieren embargar nuestros fondos". Aprovechó para parangonar esta situación con el manejo de las reservas santacruceñas por parte de Kirchner, en su época de gobernador. "Dicen que estas reservas las creó Kirchner y creen por eso que es patrimonio propio. Error, lo mismo hicieron con los fondos de Santa Cruz. El mundo no permite que eso pase con sus bancos centrales", equiparó Duhalde.

El lomense recomendó, en línea con la oposición, que el Parlamento trate el decreto presidencial que ordenó crear el Fondo del Bicentenario para pagar deuda y el que despidió a Redrado. Sin privarse de chicanear a los K, Duhalde aconsejo "al Gobierno que en vez de mirar como enemigos a los que piensan distinto, llame a todos los jefes de bancada y la Presidenta, que fue legisladora y conoce del tema, discuta varias horas, que busque consenso en el Congreso". Una vez que termine con la publicidad de su libro, Duhalde presentará el 20 de enero en Mar del Plata a "la Federación de Jóvenes Peronistas". Se trata de una agrupación que se nutrirá de la estructura política del peronismo bonaerense para dar pelea al kirchnerismo en las internas abiertas de 2011.

Comentá la nota